Algeroth, el Señor de la Tecnología

“Consciente de la magnífica autoridad del Cardenal Augusto, que sea por siempre bendito y protegido por los poderes de la luz, la semilla de la Oscuridad insondable y el instigador de la devastación miró hacia los mundos exteriores. Algeroth trajo con él a su fiel lugarteniente, el bestial Nefarita Alakhai. Con la ayuda de los silenciosos tecrones crearon a la primera legión a partir de los cuerpos muertos de los incontables campos de batalla de nuestro sistema, y después marcharon contra la humanidad. Planeta tras planeta fueron cayendo bajo el yugo de las legiones de Algeroth, que engrosaban sus filas con los vencidos tras cada batalla. Cada vez que alguien se unía a la Hermandad, otro engrosaba las filas de los malditos. En fábricas biotecnológicas de las ciudadelas oscuras se crearon nuevas monstruosidades y seres antinaturales. En poco tiempo, los Ezogules galoparon orgullosamente por los campos de batalla, olfateando la tan apreciada muerte.

Las fuerzas divididas de la humanidad retrocedieron cuando recibieron los primeros envites del Apóstol. Los Herejes y los traidores se unieron a él y los cultos que le adoraban adquirieron más poder. La tecnología malsana y perversa se extendió por los mundos del hombre y en poco tiempo esclavizó a miles de personas. En poco tiempo, las deformes y corruptas espirales de sus ciudadelas podían verse en todos nuestros mundos. El Cardenal vio todo esto. Todo lo que le habían contado los santos profetas se había hecho realidad. Ahora estaba claro que si la humanidad tenía que salvarse del alma de la Oscuridad tenía que unir a todas las facciones bajo una sola bandera, la luz de la Hermandad. El Cardenal solicitó acción al Segundo Directorio, la Inquisición nació para perseguir a los Herejes y traidores infiltrados y para destruir a la Legión Oscura allá donde se encuentre”.

– La Quinta Crónica, Algeroth y Demnogonis / Horka Mikhalos.

Algeroth es el Apóstol de la Guerra, el Señor Demonio de la Tecnología Oscura y el Mago de la Biotecnología Corrupta. Le ha sido encomendada la misión oscura de propagar la ciencia corrupta de la Oscuridad por los mundos que caen a sus pies. Es el Apóstol más poderoso junto a Ilian, la Señora del Vacío, y tiene un nivel de poder similar al de Semai, el Señor del Odio. Juntos llevan a cabo complejos planes para enfrentar entre si a la humanidad.

Símbolo de Algeroth

Símbolo de Algeroth

Sus legiones son las más numerosas y fanáticas, y sus Legionarios y Necromutantes cargan incesantemente en los campos de batalla teñidos de sangre. El estandarte de Algeroth ondea en muchas de las Ciudadelas oscuras.

Su manifestación física es la de un hombre musculado. Es enorme y está cubierto de tubos y cables eléctricos. Lleva acoplada a su cuerpo biotecnología viva y parte de ella se ha unido a la carne del Apóstol formando una relación simbiótica con el Señor Oscuro. Porta armas pesadas de diferentes diseños y una imponente armadura de combate, sustentada con computadoras de combate y armamento adicional.

LA TECNOLOGÍA OSCURA

Algeroth es el maestro incontestado de la Tecnología Oscura. A su servicio están los silenciosos Tecrones que llevan a cabo los oscuros diseños de su maestro. Fabrican toda la tecnología que utilizan las Legiones Oscuras de Algeroth.

Algeroth, Señor de la Tecnología

Algeroth, Señor de la Tecnología

Los Tecrones de Algeroth son los más agudos y hábiles de entre los técnicos de las Legiones Oscuras. Su perversa creatividad ha producido innumerables criaturas de formas y tamaños antinaturales. Gracias a las visiones del Señor Oscuro se han creado nuevas armas de inmenso potencial destructivo. Allí donde combaten los sicarios de Algeroth pueden encontrarse enormes granjas de crianza. Gracias a la eficiencia de los Tecrones, Algeroth es capaz de crear enormes monstruos.

Algeroth guarda celosamente los secretos de su tecnología ante la humanidad y ante los demás Apóstoles. La única manera que tienen los demás Apóstoles de acceder a la tecnología de Algeroth es pagando por ella, en almas de Herejes o en poderes de Simetría Oscura que de otra manera le son prohibidos al Señor de la Tecnología Oscura. Gracias a su posición, Algeroth ha pertrechado con armas y soldados las fuerzas de otros Apóstoles y su poder e influencia es sólo superada por Ilian.

Ninguna de las armas, vehículos u otra clase de equipo usado por la Legión Oscura o creado por los seguidores de Algeroth se corresponden con los diseños tradicionales utilizados por los ejercitos humanos. Mantienen una ligera similitud con el equipo convencional, pero es deforme. A pesar de su apariencia, la Tecnología Oscura crea equipo de gran calidad capaz de funcionar mejor que sus contrapartidas humanas. La tecnología de las Legiones Oscuras se divide en tres grupos:

  • Necrotecnología
  • Tecnología Negra
  • Biotecnología

NECROTECNOLOGÍA

Necrotecnologia de la Legión Oscura

Necrotecnologia de la Legión Oscura

La Necrotecnología usa materia orgánica muerta que es reanimada o poseída por un espíritu controlador del más allá.

Las armas diseñadas mediante esta tecnología a menudo llevan almas oscuras capturadas en su interior. Estas almas tienen naturaleza demoníaca y corromperán lentamente a sus dueños. Tienen mente propia y drenan la energía que necesitan de su alrededor. La energía almacenada puede liberarse en impresionantes ráfagas que puede causar un daño tremendo.

TECNOLOGÍA NEGRA

Dirigible de la Legión Oscura corrompido con Tecnología Negra

Dirigible de la Legión Oscura corrompido con Tecnología Negra

La Tecnología Negra es el proceso de corromper y deformar tecnología humana ya existente. Las armas y equipo capturado a las Megacorporaciones y la Hermandad son transformados por los armeros de la Legión Oscura, los Tecrones. El equipo resultante parece una fusión de maquinaria y sus mecanismos han sido deformados y rehechos.

Este proceso suele consistir en afilar más sus componentes, permitiendo que su usuario cause aún más dolor y daño. Los humanos no pueden usar estas perversas creaciones. La Tecnología Negra se usa para armar y equipar a las hordas de Legionarios y Necromutantes. Se aplica sobre armas y vehículos y el resultado final es mejor que el original. Como contrapartida, señalar que la Tecnología Negra suele ser poco fiable.

BIOTECNOLOGÍA

La base de la Biotecnologia es un organismo vivo. A partir de embriones y criaturas vivas, con esta perversa forma de tecnología se crean nuevas formas. La biotecnología puede crear seres extremadamente complejos y horribles a partir de simple material genético.

Biotecnología de la Legión Oscura

Biotecnología de la Legión Oscura

Los Biotécnicos Tecrones trabajan con embriones que han sido apartados de su entorno natural y situados en una matriz artificial. Habitualmente, cada matriz artificial suele formar parte de un organismo más grande, a menudo un diseño biotecnológico gigante. Cuando el material orgánico está lo suficientemente desarrollado, los Tecrones suelen unir varios organismos diferentes para crear a un gran monstruo. Este organismo es sólo una herramienta para los Tecrones, una máquina sin mente cuyo único propósito es destruir la vida humana.

Dentro de las cámaras, los embriones están conectados mediante un complejo sistema de tubos orgánicos y conexiones neuronales. Se borra y manipula el código del ADN de cada embrión para crear un nuevo ser listo para ser modificado. Añaden nutrientes y proteínas y la nueva vida pasa rápidamente por las diferentes etapas de desarrollo. Al fin, el nuevo ser nace, a menudo completamente crecido y listo para combatir contra los enemigos de Algeroth.

La falta de experiencia de la criatura está, hasta cierto punto, compensada a través de procesos artificiales acoplados al cerebro o al sistema nervioso por los Tecrones. El alcance de la Biotecnología permite a la Legión Oscura crear cualquier cosa, desde pequeños dispositivos de equipo a los Biogigantes, enormes máquinas de combate vivientes.

Los disenos de Biotecnología a menudo comparten fluidos corporales y sistemas nerviosos con sus anfitriones. Tienen la tendencia de fundirse con sus dueños y formar una relación simbiótica. Esta es una explicación para los extraños crecimientos experimentados por Razidas y Ezogules que forman parte de su impresionante armamento. La tecnología humana no ha podido hasta ahora separar un diseño biotécnico de su anfitrión sin destruir a ambos.

LAS HORDAS DE ALGEROTH

Tecron de Algeroth

Tecron de Algeroth

La dedicación de Algeroth hacia el arte de la guerra implica que tiene una necesidad constante de disponer de fuerzas cada vez más destructivas. Todas las criaturas de sus legiones están creadas para combatir. El mismo Algeroth y sus fieles Tecrones han creado un ejercito compuesto de extrañas y poderosas bestias, muchas de las cuales han sido traídas al mundo únicamente para servirle. Todas son obsesivamente leales a Algeroth.

LOS NEFARITAS

Alakhai el Astuto, nefarita supremo de Algeroth

Alakhai el Astuto, nefarita supremo de Algeroth

Los Nefaritas que siguen a Algeroth están completamente dedicados al arte de la guerra y son sus generales oscuros. Participan de buena gana en la destrucción y la violencia gratuita y acechan en los campos de batalla en busca de nuevas víctimas. Los Nefaritas son grandes, a menudo el doble de altos que un hombre, y visten una armadura negra brillante cubierta de afilados clavos. Portan armas pesadas, para combatir cuerpo a cuerpo o a distancia. Varias de sus armas están conectadas a coordinadores de combate biotecnológicos.

A pesar de su sed de sangre, siempre irradian tranquilidad y lideran a sus ejércitos con una eficiencia fría, mandando sobre sus fuerzas con sonoras órdenes.

LOS CENTURIONES

Centurión de Algeroth

Centurión de Algeroth

El ejemplo más aterrador de lo que se puede conseguir mediante el uso de la Tecnología Oscura son los Centuriones, los capitanes de las cohortes de maliciosas criaturas de Algeroth. Son cautivos y desertores humanos, llevados a las cámaras distorsionadoras de los Tecrones y transformados en seres completamente malvados.

A menudo se les da mando directo sobre pequeños grupos de legionarios no-muertos y Necromutantes. Son humanoides espantosos de unos dos metros de altura, de constitución fuerte y músculos hinchados. Su piel es entre verdosa y grisácea y es muy resistente. No suelen llevar armadura.

Los Centuriones son los miembros de la Legión Oscura que más se asemejan a los humanos. Tienen rasgos humanos y pelo negro tupido.

LOS NECROMUTANTES

Necromutante de Algeroth

Necromutante de Algeroth

Los Necromutantes surgen cada vez en mayor número de las cámaras de Tecnología Oscura. Se lleva a los prisioneros vivos a las cámaras de distorsión mecanizadas. A través del proceso se cambia la estructura muscular de la víctima y se reprograma el código genético básico. El resultado es un ser con un físico perfecto para el combate.

Su piel es del color del hollín y su cabello es plateado o negro. En determinados lugares, su piel es tratada para darla la textura del cuero y ofrecer mayor protección. Sus miembros son a menudo reformados por la Tecnología Oscura y se adaptan para acoplar armas, herramientas, etc.

El resultado es un soldado con capacidades combativas casi perfectas. El Necromutante retiene alguna actividad cerebral y es capaz de tomar decisiones por sí mismo. También retiene parte de su personalidad original. Los pequeños resquicios de creatividad humana de los Necromutantes los convierten en perfectos mandos para pequeños grupos de legionarios no-muertos.

LOS LEGIONARIOS NO-MUERTOS

Los legionarios no-muertos de Algeroth marchan en hordas silenciosas contra la Luz de la humanidad. Estos soldados son zombis; humanos muertos en combate y reanimados con la ayuda de la Tecnología Oscura.

Legionario no-muerto de Algeroth

Legionario no-muerto de Algeroth

Las fuerzas compuestas de legionados no-muertos son la columna vertebral de las Legiones Oscuras de Algeroth. Se roban los cuerpos de las innumerables fosas comunes que hay en los campos de batalla de nuestro sistema solar o de los cementerios de los mundos colonizados. Este hecho da al legionario una apariencia aterradora. Su equipo es una mezcla de tecnología moderna y antigua, y su estado de decadencia varía según el tiempo que permaneció muerto.

Los Legionarios no han perdido su mente y su alma hace mucho tiempo. Son esclavos estúpidos bajo el control de los Nefaritas o de otros oficiales de más alto rango de las Legiones Oscuras y no tienen posibilidad de actuar por sí mismos. Un legionario que ha perdido a su mando permanecerá inmóvil sin hacer nada hasta que otro mando recupere el control.

No se sabe con certeza cuantos legionarios no-muertos puede controlar un Nefarita al mismo tiempo y no está claro cómo funciona ese control. Parece que el mando de los legionarios los controla mediante órdenes tajantes y sin estrategias detalladas. Consecuentemenle, los legionarios no-muertos suelen atacar de una manera muy directa y simple. Los Nefaritas pueden usar estas estrategias porque tienen muchos Legionarios.

Los legionarios no-muertos son parodias grotescas de lo que una vez fue un humano. Sus cuencas están vacías y sus rostros inexpresivos. Llevan equipo modificado por la Tecnología Oscura, que les ha dado nuevas funciones. Están armados con afiladas amas que utilizan para mutilar a sus oponentes.

Los legionarios no-muertos que pierden partes de su cuerpo en combate o debido a la descomposición, las reemplazan con implantes cibernéticos grotescos. Esta técnica de retales les da una apariencia incluso más extraña y aterradora.

LOS EZOGULES

Ezogul de Algeroth

Ezogul de Algeroth

El gigantesco Ezogul es un ser con un sólo propósito, combatir. Su alma está dedicada a la destrucción de otros seres, a buscar gloria en el campo de batalla.

Su cuerpo se sustenta mediante cuatro poderosas piernas y sus dos fuertes brazos pueden manejar fácilmente armamento pesado. Su cuerpo está unido a un exoesqueleto metálico y la mitad del Ezogul es de materiales artificiales.

Puede alcanzar los cuatro metros de alto y los tres de largo. No parece capaz de comunicarse verbalmente pero puede transmitir imágenes telepáticas. El Ezogul sólo puede respirar en una atmósfera normal mediante un Illitachk, un diseño biotecnológico que cubre el rostro de la bestia.

Los Ezogules pueden encontrarse allí donde haya una batalla. Parecen sentirse atraídos por las zonas de combate y siempre están listos para causar estragos. Con frecuencia suelen cooperar con las hordas de Legionarios aunque a veces actúan por su cuenta en grupos menos numerosos.

LOS RAZIDAS

Razida de Algeroth

Razida de Algeroth

Los Razidas son criaturas gigantescas de más de tres metros de alto. Concebidas por los técnicos oscuros de AIgeroth. Los cuerpos de estos monstruos están hechos de hierro negro y metal, cristal y tejido, sangre y músculos. Sus ojos brillan con un fulgor marillento. Tienen dos agujeros entre los ojos que permiten respirar al monstruo. Sus mejillas están hechas de aleaciones sobrenaturales y provistas de colmillos afilados.

Los fluidos corporales de los Razidas viajan por conductos y tubos y la criatura mantiene su unidad mediante un esqueleto de metal parcialmente visible, cubierto en parte por tejido y músculos. Los Razidas están plenamente dedicados a conseguir llevar a cabo los fines de Algeroth y hacen las veces de lugartenientes de los Nefaritas, liderando a los Legionarios y Necromutantes en la batalla.

A menudo portan armas de apoyo pesado capturadas al enemigo o armas de Tecnología Oscura suministradas por los Tecrones. No suelen llevar armadura pero se protegerán si se enfrentan a un adversario verdaderamente poderoso.

CAZADORES PRETORIANOS

Cazador Pretoriano de Algeroth

Cazador Pretoriano de Algeroth

Esta horrible criatura fue bautizada así por los Boinas Ensangrentadas Imperiales, que los consideran uno de sus enemigos jurados. El Cazador es una máquina de guerra formidable, sin par entre las fuerzas de la Simetría Oscura. Fue creado por los Tecrones de Algeroth y se le dio forma a partir de las visiones que el Señor de la Guerra tuvo sobre el soldado de primera línea definitivo.

El cuerpo es una maravilla tecnológica propulsada por miembros motorizados y sostenida por órganos artificiales servocontrolados. El Cazador es una máquina, y su única parte organica es el cerebro, que esta encapsulado en la cabeza mecánica del guerrero. Los órganos frágiles y las conexiones neuronales están bien protegidas por varias capas de blindaje. El propósito de este cuerpo mecánico es permitir al Cazador Pretoriano portar armas de apoyo pesado, como por ejemplo lanzallamas y lanzagranadas o cualquier otra arma con capacidad de destrucción masiva.

Aunque el elemento central del Cazador es su cerebro biológico, carecen de sentimientos o instintos básicos.

LAS NECROMÁQUINAS

Las Necromáquinas son dispositivos extremadamente raros. Únicamcnte vistos en dos ocasiones en la historia de la Legión Oscura, y situados en sus mayores Ciudadelas. Su apariencia externa se asemeja al de la popa de un galeón medieval. Toda su estructura parece haber sido cortada de una sola pieza de mineral negro cristalino. Las galerías de sus flancos y parte trasera están adornadas con estátuas, gárgolas, cristaleras y bajorrelieves de gran mérito artístico. De cada lado y de la popa surgen varios clavos para asemejarse a la cabeza de un nefarita. Todas las barandillas y verjas acaban en púas retorcidas. La Necromáquina mide más de 200 metros de altura, incluyendo una fosa totalmente lisa de mas de 70 metros.

Necromáquina de Algeroth

Necromáquina de Algeroth

Parecida a una isla, la Necromáquina está absolutamente rodeada de cintas transportadoras metálicas de cientos de metros que meten y sacan su horrible carga de la Necromáquina. Sólo hay una entrada, un puente de piedra con una arcada gigantesca vigilado por dos Centinelas Nocturnos, dos colosales guerreros pétreos de cinco metros de alto. Si te acercas sin permiso, pronto averiguarás que son de algo más que piedra. No franquean el paso a nadie que no tenga permiso.

Pasados los Centinelas Nocturnos, llegas a una abertura circular enorme que va a dar a un vestíbulo con columnas de inmensa altura. Unas escaleras de caracol salen de cada lado del vestíbulo, yendo a parar a una amplia escalera de mármol. Si subes, llegas hasta el Corazón de la Necromáquina, el Patriarca, un bajorrelieve circular de acero negro situado en el techo. El relieve muestra a una persona andrógina con un aro encima del cráneo, un rostro agradable y múltiples brazos. No te preguntes lo que es, nadie ha contemplado al Patriarca de la Necromáquina y conservado la cordura.

El propósito de la Necromáquina es obvio para cualquiera que la vea. Las cintas transportadoras pueden mover cada minuto miles de contenedores de plomo en forma de ataúd, cada uno conteniendo un cadáver humano, y sacarlos casi a la misma velocidad convertidos en legionarios no-muertos. La Necromáquina es el mayor invento de la Tecnología Oscura y una sola Necromáquina puede producir cien mil soldados en 24 horas, si se le proporciona la materia prima necesaria.

La razón por la que no se han construido más Necromáquinas es un misterio y un alivio para la humanidad. La teoría más probable es que sólo pueden construirse en Nerón o en Bruto con la ayuda de la propia Alma Oscura, y que Ilian es la única lo suficientemente poderosa como para abrir el portal necesario para llevarla al interior del Sistema Solar.

 

Semai, el Señor del Odio < Anterior — Siguiente > Muawijhe, el Señor de las Visiones