Los Clanes de Imperial: Fieldhausen y Finn

FIELDHAUSEN

Los Fieldhausen formaban parte de la megacorporación Bauhaus y fueron absorbidos por Imperial en la época del Cardenal Durand X. Sus negocios se centran en la producción de diversos modelos de armas ligeras y de transportes blindados de tropas y vehículos blindados de combate. Probablemente se les conozca por ser los diseñadores del Tanque de Combate Mk. 54, también llamado Matón Bauhaus. Fue su primer diseño para Imperial.

Con los años se ha generado algo de confusión ya que Bauhaus mantiene los derechos del nombre Motores Fieldhausen, aunque los Fieldhausen ya no forman parte de su corporación. Posteriormente, el clan Fieldhausen cambió el nombre de su división de fabricación de vehí­culos a Fieldhausen Autowerks. Ambas compañías siguen comercializando buenos productos, aunque se considera que los últimos modelos de F.A. son superiores a los de M.F.

Aunque en principio formaban parte del clan Kingsfield, los Fieldhausen lucharon duro por establecer su propia soberanía. Fi­nalmente fueron ascendi­dos a la posición de clan noble por los Murdoch en los días decisivos de la Lucha Lamentable, a cambio de su lealtad con­tra los Kingsfield. Este movimiento fue clave pa­ra la derrota de los Kings­field, ya que les privó de su principal fuente de armamen­to en el momento que más lo necesitaban.

Los Fieldhausen fueron el último de los 62 clanes en crearse. Fueron fundados en un momento de extrema agitación política y social, y desde entonces no se ha vuel­to a dar una situación similar. En las épocas de paz, prác­ticamente es imposible que se cree un nuevo clan, ya que los clanes existentes no permiten que se diluya su poder.

Del mismo modo, los Fieldhausen no confían fácil­mente en los que no pertenecen a su familia directa, y no tienen familias afiliadas trabajando para ellos. El blasón Fieldhausen está basado en el símbolo de Bauhaus. Es una rueda dorada sólida sin radios ni dientes que repre­senta la unidad de la familia que se ha separado de sus raíces en Bauhaus.

Los Fieldhausen son uno de los pocos clanes carentes por completo de tradición militar. Aunque esto puede pa­recer extraño considerando los productos que fabrica es­te clan, ellos consideran que cumplen su parte de la de­fensa de Imperial construyendo las mejores máquinas que pueden. Están dispuestos a dejar la lucha al resto de la megacorporación. El lema extraoficial del clan es «Nosotros los fabricamos. Tú los rompes.»

Bauhaus siempre se ha resentido de que Imperial fue­ra capaz de arrebatarles una de sus mejores corporacio­nes. Hasta estos días tratan constantemente de recuperar a sus antiguos parientes. Si no lo consiguen, están dis­puestos a volarlos por los aires. Pocas cosas encienden más la sangre a un ciudadano de Bauhaus que la visión de un Matón Bauhaus de fabricación Imperial.

FINN

Mientras que la mayoría de los clanes se interesan sobre cómo defender sus vidas, los Finn siempre han estado mas preocupados de salvarlas. Mucho antes de que Imperial ni siquiera fuera una idea en la mente de un an­tiguo Murdoch, los Finn fundaron el Instituto Médico Mercy en la Ciudad de Luna. En un sistema solar repleto de incesantes conflictos, Martha Finn reconoció la necesidad de en­señar a hombres y mujeres a cuidar a aquellos que conse­guían sobrevivir a los combates, aunque no salieran com­pletamente ilesos. Y de esta manera se fundó Mercy en el corazón de Luna.

Casi todos los Finn son médicos, y esto se indica en el blasón de su familia, que muestra un signo multicolor de la Hermandad que simboliza a toda la humanidad unida por el bien de todos. El símbolo está rodeado por ramas de olivo que representan la otra vocación de los Finn: conseguir la paz. Los Finn que no trabajan en el campo de la salud suelen abrirse camino en la diplomacia. Piensan que si no tienen el talento necesario para la medicina, quizás puedan usar sus habilidades para detener la causa del do­lor y el sufrimiento antes de que comiencen.

Los diplomáticos de Finn son considerados astutos negociadores y árbitros capaces, y siempre hacen todo lo posible por ser lo más justos para todas las partes impu­tadas. Debido a la obsesión del clan Finn por resolver los conflictos por medios pacíficos, rechazan combatir, proclamándose objetores de conciencia. Esto puede agraviar a algunos de los otros clanes, que están más que dispuestos a sacrificar sus vidas en defensa de su megacorporación, pero los Finn cumplen una misión esencial hacién­dose cargo de los caídos en combate, y la mayoría de la gente encuentra difícil reprender su actitud pacifista.

Algunos miembros jóvenes del clan han reconocido que no se puede negociar con la Legión Oscura, y frustrados por la actitud de su clan, lo han abandonado para sumarse a los Guerreros del Clan de las Tierras Altas. A estos guerreros se les conoce como los Malos Samaritanos, y son algunos de los más fieros guerreros de todos los cuerpos, posiblemente porque tienen la responsabilidad de combatir a la Legión Oscura de parte de toda su familia. Los Malos Samaritanos solo combaten contra la Legión Oscura, ya que sus conciencias no les permiten se­gar vidas humanas.

Puedes ver aquí el resto de clanes de la megacorporación Imperial.