COMPRESOR DE AIRE PARA PINTAR MINIATURAS – CALDERÍN

Buenas a todos, en la primera parte de las series Anatomía de un compresor de aire para pintar miniaturas revisamos los tipos de compresor disponibles para el aficionado y le echamos un vistazo de alto nivel al funcionamiento de un compresor.

Hoy vamos a ver por qué un calderín es una característica del compresor más que deseable y por qué la estabilización y regulación de la presión es importante para el pintor de miniaturas.

EL CALDERÍN

El propósito del calderín o tanque de aire es recibir y almacenar el aire comprimido desde el compresor, si bien no es estrictamente necesario es una característica más que deseable, tal y como trataré de explicar.

Compresor para pintar miniaturas: Calderín

Tan importante como resulta para el rendimiento óptimo del aerógrafo, el calderín es un componente muy simple. Esencialmente, se trata de un tanque con aire comprimido almacenado hasta que es utilizado por nuestro aerógrafo. Puede reducir la indeseada fluctuación de presión y ayudarnos a mantener el aire de salida fresco, y que mantiene la humedad condensada en el interior en vez de en tu pintura.

El calderín tiene diferentes propósitos, principalmente permite que tu compresor de aire funcione en modo arranque /parada en vez de manera contínua mientras se necesite aire, puesto que el compresor funciona únicamente mientras no se alcance la presión prefijada en el interior del calderín. Una vez la presión cae por debajo de un mínimo prefijado, el compresor vuelve a ponerse en marcha.

Esto supone una ventaja ya que tu compresor de aire solo funciona para mantener la presión dentro del calderín, lo que le proporciona al compresor un ciclo de funcionamiento mayor al estar en marcha solo cuando es necesario, y cuando no lo está, le permite enfriarse. La siguiente mayor ventaja es que elimina la ‘pulsación’ de la presión de salida e incrementa la estabilidad de la misma.

¿QUÉ ES “PULSACIÓN”?

La pulsación es inherente al mecanismo de compresión en un compresor de aire, ya sean de pistón o de fuelle, los compresores sufren de este fenómeno.

Probablemente sea más sencillo de explicar con una analogía a un globo.

Cuando inflas un globo, tus pulmones actúan como compresores de aire, y el globo como el calderín. Cuando exhalas comienzas a la mayor presión que puedes generar, cayendo a presiones menores a medida que te quedas sin aliento, la transición desde el nivel de alta presión al nivel de baja presión es el pulso.

Pulsación de un compresor de aire

Un esquema general de la pulsación en un compresor de aire. A la izquierda está el pistón en la parte baja de su desplazamiento (menor presión) y a la derecha está en la parte alta (máxima presión). Tal y como puedes ver, la salida oscila entre la máxima y mínima presión, lo que impacta significativamente en la pintura de tu modelo.

Si conectas directamente a la salida de un compresor, entonces la transición desde las altas a bajas presiones estarán presentes en la salida de aire de tu aerógrafo. Esto conlleva a una emisión inconsistente de aire dirigida hacia tu miniatura, si bien es el menor de los problemas al pintar superficies amplias, puede ser muy evidente cuando trabajamos con las pequeñas escalas de una figura.

Igual que lleva varios soplidos inflar un globo, un compresor requiere de cierto tiempo para alcanzar la presión de trabajo, cuanto más alta la presión más alto el número de impulsos que requiere el pistón para alcanzar esta presión, incluso siendo completamente posible que sea incapaz de mantener esta presión con la válvula del aerógrafo abierta al máximo.

Sin calderín, tu compresor tiene que trabajar mucho más duramente para mantener esta presión, lo que conlleva a un mayor desgaste natural y a alcanzar los límites del ciclo de trabajo antes. Podría ocurrir incluso que haya caídas fuertes de presión cuando la válvula del aerógrafo se abre, en contraposición a cuando está cerrada, ya que no tienes aire en la reserva para satisfacer esa primera demanda.

Estabilización de un compresor de aire

Al alimentar con la salida de tu compresor un calderín, ayudas a eliminar la pulsación presente y a incrementar la estabilidad del aire generado. Las pulsaciones se pierden ya que cada subida del pistón simplemente ayuda a alcanzar el máximo de presión que se encuentre presente en el calderín. Esto asegura una presión consistente (entre los cortes de entrada y salida de presión) en el regulador.

Finalmente, puede funcionar como trampa de agua y ayuda a mantener seco el aire comprimido, que debido al calor generado durante la compresión, puede acarrear que se condense agua en la salida. La mayor parte de los calderines tienen un componente de desagüe para tal propósito, y deberían de desaguarse regularmente (lo que se llama habitualmente purgar el calderín), ya que lo último que quieres cuando estás pulverizando es que el agua del flujo de aire te eche a perder el trabajo.

Si ya tienes un compresor sin calderín, hay tres opciones tras la compra a tu disposición parecidas a las que han hecho Sparmax. Hay también varios ejemplos de gente que hace uso de botellas vacías de bebida como calderín (como por ejemplo una botella de Coca-Cola de tres litros).

REGULADOR

Probablemente la parte más utilizada de cualquier compresor de aire, el trabajo del regulador es regular la presión de salida. Es una válvula ajustable que te permite reglar la presión estática (y de trabajo) del compresor. Frecuentemente tienen un manómetro (indicador de presión) para fijar con precisión la presión de salida.

Regulador de presión de un compresor de aire para pintar miniaturas

Regulador de presión (con la trampa de agua integrada). Este regulador permite el ajuste de la presión de salida mediante el mando en la parte superior.

Cabe señalar que los reguladores son direccionales, lo que significa que tienen un lado de alta presión y otro de baja presión. Habitualmente se suele marcar con una flecha en el cuerpo, la dirección de la flecha indica el sentido del flujo de aire. Debes conectar el flujo del aire en el extremo de la flecha, mientras que el compresor irá en el otro extremo.

Cuando fijes la presión, es vital que presiones el gatillo de tu aerógrafo para verificar la presión de trabajo, ya que la presión estática será mayor que la de trabajo, si fijas la presión sin abrir la válvula de aire del aerógrafo verás que la aguja del manómetro cae cuando comienzas a utilizar el aerógrafo, lo que puede provocar que la pintura salpique.

Algunos reguladores vienen con una válvula de derivación y algunos otros con un doble regulador, esto es útil para la limpieza, ya que permite limpiar a una presión mayor de la que utilizas para pintar, la presión añadida ayuda a desalojar grumos y es más rápido pulverizar un depósito de limpiador.

INTERRUPTOR DE PRESIÓN (PRESOSTATO)

El presostato es el “cerebro” del compresor de aire, simplemente enciende y apaga el motor basándose en la presión del calderín o de la cabeza del pistón, dependiendo del diseño del compresor. Hay dos tipos disponibles, fijo y ajustable.

Presostato fijo de compresor de aire

Presostato fijo – Este tipo está conectado frecuentemente con la cabeza del pistón y no es ajustable, si falla, simplemente se atornilla el repuesto en la cabeza del pistón.

Los fijos tienen un corte prefijado de salida y entrada en la presión y, típicamente se acoplan directamente al calderín o a la cabeza del pistón.

Los presostatos ajustables te permiten modificar la máxima presión antes del corte de salida y, en modelos de alta gama, también permite ajustar la presión de corte de entrada. Es útil si tienes un requerimiento de presión muy preciso, pero suele ser bastante exagerado para un aficionado.

Presostato de compresor de aire

Presostato ajustable – Este tipo se encuentra en compresores grandes y permite modificar la presión de entrada y salida ajustando la compresión del muelle

VÁLVULA DE SEGURIDAD

La válvula de seguridad o de “descorche” es un dispositivo crítico de seguridad que está diseñado para saltar si, por la razón que sea, el presostato no se activa. Si no dispones de una y tu presostato falla, tu compresor podría convertirse en una bomba y podría explotar con consecuencias peligrosas.

Valvula de seguridad de compresor de aire para pintar miniaturas

La válvula de seguridad frecuentemente se identifica por su capuchón rojo y es ajustable, si bien es conveniente dejarla como viene de fábrica. A veces sufren de una degradación del sello con el tiempo, cuando eso ocurre, deberías de comprar un recambio.

Habitualmente suelen llevar un capuchón rojo y una argolla para extraerla y liberar la presión. Es una buena idea despresurizar el calderín cuando finalices tu sesión, simplemente tirando de la válvula hasta que no escuches el siseo.

RESUMEN

Esto concluye el segundo artículo de la serie Anatomía de un compresor de aire centrándonos en por qué deberías de disponer de un calderín en tu compresor, y de las partes más fundamentales que afectan a la presión en tu compresor. En la última parte de esta serie, echaremos un vistazo a los diversos accesorios y elementos adicionales para que puedas sacarle el máximo partido a tu compresor y aerógrafo, así como algunos consejos de mantenimiento rutinario.

Vía BoW por Tim Chubb