EL EJÉRCITO DE MISHIMA: UN EJÉRCITO ÚNICO EN EL SISTEMA CORPORATIVO

Mishima es única entre todas las Corporaciones ya que no posee formalmente una estructura organizada. Cada Señor tiene su séquito de Samurais que obedecen sus órdenes de manera implícita. Cada Keiretsu proporciona su propia fuerza de guerreros para el servicio a la corporación. Así que en Mishima no hay otro sistema formal de mando que el juramento personal de lealtad que da cada Samurai a su superior.

Los Señores de Mishima pueden juntar tropas que van desde los cientos de guerreros de un pequeño Señor Industrial, a los cientos de miles de soldados altamente entrenados leales al Señor de un poderoso Keiretsu. El nivel de entrenamiento, equipamiento y disciplina varía enormemente, dependiendo de los recursos del Daimyo.

Tigre Dragón del Ejército de Mishima vs Mancillador Mercuriano

Tigre Dragón del Ejército de Mishima vs Mancillador Mercuriano

La máquina militar de Mishima se asemeja, en su estructura, a la máquina corporativa en la medida en que consiste en un conglomerado de empresas presididas por una administración central. El 96% de la fuerza militar de Mishima lo componen los ejércitos privados de los Daimyo y los Kensai de las Escuelas de Iluminación. El resto lo forma la Guardia Personal del Señor Supremo, mantenida gracias a los impuestos.

Cuando la Corporación al completo se involucra en una operación militar, es responsabilidad de los tres Señores Herederos movilizar a estos ejércitos privados para formar un todo, y al asumir ese papel se les denomina “Los Tres Shogunes”.

El Ejército de Mishima cuenta con algunos de los luchadores más poderosos del sistema solar. Esto se debe principalmente al medio ambiente y las duras condiciones en las que se entrenan dentro de Mercurio, aunque no cabe duda que el antiguo Código Bushido también tiene parte del mérito.

Lord Nozaki, General de los Cinco Mil Samurais

Lord Nozaki, General de los Cinco Mil Samurais

Como ningún caudillo mishimés puede estar en todas partes a la vez, los militares mishimeses han desarrollado una estructura fácilmente ejecutable por un mínimo de subordinados. La unidad básica es una fuerza de cinco a diez hombres conocida como Equipo de Ataque, dirigido por un Jefe de Ataque. Una unidad de entre nueve a cincuenta y cinco Equipos de Ataque es llamada Fuerza y está dirigida por un Jefe de la Fuerza. Una unidad de cinco a diez Fuerzas se llama Fuerza de Ataque y está dirigida por un Comandante de la Fuerza de Ataque. Una unidad de nueve a cincuenta y cinco Fuerzas de Ataque es llamada Hueste. Un ejército puede estar compuesto por cualquier número de Huestes y a su comandante se le puede llamar Líder Supremo de la Hueste o Comandante Supremo de la Fuerza.

Cada guerrero de un Equipo de Ataque ha jurado obedecer a su Jefe de Ataque sin contemplaciones. Cada Jefe de la Fuerza espera que sus Jefes de Ataque subordinados obedezcan sin cuestionar. La promoción dentro de la jerarquía puede ser muy rápida. Un superior puede recompensar a un hombre por su valor mediante la promoción en el acto.

De la misma manera, un hombre puede ser degradado en cualquier momento, lo que acaba generalmente con el suicidio ritual del desacreditado guerrero. Esta es la fuerza y al mismo tiempo la debilidad del sistema Mishimés. Si un comandante asciende rápidamente a sus soldados eficientes, la tropa confiará en el juicio de su comandante.

Por otra parte, si un comandante se rodea de aduladores, su unidad caerá en la falta de respeto a su liderazgo y seguirá las órdenes de mala gana. Todo en Mishima depende de la capacidad del comandante de la unidad.

Portaestandartes del Ejército de Mishima

Jito, abanderado de Mishima. Él solo mató al Necromago Supremo de Absalon

Jito, abanderado de Mishima. Él solo mató al Necromago Supremo de Absalon

Las tropas de Mishima se identifican en el campo de batalla por los colores que usan y también por su mon. El mon es un símbolo de lealtad, por lo general una forma geométrica simple como el triángulo, círculo o cuadrado, o a veces incluso una imagen o silueta.

En la gran mayoría de las tropas, los mon se encuentran en el hombro o el pecho. Las tropas suelen mostrar más de un mon, para indicar a los aliados de qué lado van a luchar, además de su mon principal, que anuncia su lealtad. Las tropas que están de servicio en el ejército de Mishima están obligadas a mostrar el mon de Mishima, que adopta la forma de una letra estilizada “M” rodeada por los rayos del Sol Naciente.

Un miembro importante de cualquier unidad de Mishima es su abanderado. Esta persona suele ser el guerrero más fuerte, feroz y más letal de la unidad porque lleva su honor en la espalda. El mástil (sashimono) adherido a su armadura sostiene el estandarte con el mon de su unidad. Estas ondeantes banderas llevan la insignia del Señor de la unidad, el tamaño y el número de la unidad. Es una gran deshonra para una unidad perder su estandarte, por ello los guerreros generalmente luchan con fiereza en la defensa de su bandera.

LA DOCTRINA MILITAR DEL EJÉRCITO DE MISHIMA

Kamaru, Campeón de la Batalla de los Lamentos

Kamaru, Campeón de la Batalla de los Lamentos

El Samurai vive para la perfección de sus habilidades marciales. Muchos, según el código Bushido, entienden que la única forma de lucha verdadera es el combate cuerpo a cuerpo, por ello la disciplina y las tácticas de combate de las corporaciones actuales no resultan fáciles para ellos. Estos Samurai creen en el asalto frontal y en la preservación de su honor personal a toda costa. Prefieren un duelo con un enemigo respetado que matarlo a distancia.

En las pequeñas batallas y escaramuzas antes de las Segundas Guerras Corporativas, estos ideales eran perfectamente aceptables, pero ahora las megacorporaciones han vuelto a un período de guerra total, donde el campo de batalla está lleno de tropas altamente organizadas, representando un gran problema para las menos organizadas e individualistas tropas de Mishima. Excepto en el combate hombre contra hombre, donde los Samurai son los mejores guerreros humanos, Mishima demostró estar en inferioridad con las demás Corporaciones.

Otros Samurai creen en las interpretaciones modernas del Bushido, en las que el dominio de las armas, independientemente del arma que sea, sigue siendo la cuestión más importante. Para estos Samurai es mucho más fácil entender y ajustarse al moderno teatro de la guerra. Lamentablemente, las rivalidades entre los distintos Señores hace que sea difícil operar de acuerdo a estrategias de largo alcance, ya que cada Señor tiene la tendencia de conducir a sus ejércitos donde crea que puede adquirir mayor gloria y la mayor masacre posible de enemigos.

Fue en las guerras en Mercurio, las más disputadas de todo el sistema solar, donde las tácticas de guerra básicas de Mishima comenzaron a cambiar. El Señor Heredero Moya, Príncipe de la Tierra, introdujo muchas innovaciones frente a los ataques incesantes de las otras corporaciones y el potencial devastador de la Legión Oscura. Frente a los ataques bien organizados de Bauhaus y Capitol y la superioridad de las Fuerzas Especiales de Imperial, introdujo un componente de profesionalidad y disciplina en los indomables ejércitos Samurai.

Los generales son ejecutados si tratan de satisfacer sus necesidades personales de gloria y se apartan de los planes de batalla. Mantiene un centro de formación especial en Mercurio, donde los Señores pueden estudiar los métodos de la guerra moderna.

Capitan Hiroko, mató a 36 Cazadores Pretorianos con un subfusil Windraider

Capitan Hiroko, mató a 36 Cazadores Pretorianos con un subfusil Windraider

Estas innovaciones no se limitan al Señor Heredero Moya solo, incluso el rígido Señor Heredero Maru ha subvencionado la creación de una escuela especial en Quanto donde los hijos de los Señores más poderosos de Maru aprenden, de manos de tutores mercenarios, las técnicas más modernas de la guerra.

En el campo de batalla, los soldados de Mishima siguen influidos por sus antiguas doctrinas. “Destruir o Defender ” es el lema de Mishima. Sus guerreros prefieren dar sus vidas antes que ceder un solo metro de la sagrada tierra de la corporación. La muerte en la batalla todavía se considera la forma más honorable de morir, ofreciendo al soldado y a su familia la gloria.

La máquina de propaganda de los Señores se asegura que el heroísmo de sus Samurais sea conocido y que todo el mundo quiera morir con honor. Las ciudades de Mishima están salpicadas de grandes santuarios en honor a sus heroicos guerreros, convirtiéndose en lugares de peregrinación y de santidad, donde la gente viene a invocar a los espíritus de sus antepasados y a mostrar su respeto al honorable guerrero de Mishima muerto.

Cualquier acción militar de Mishima se basa en la concentraron de unidades de Kamakura, armados con equipo básico, intentan aplastar al enemigo por medio de la superioridad numérica. Es deber de la Kamakura el defender, destruir o morir bajo la consigna de Mishima.

Por el contrario, las unidades Tokugowa desempeñan funciones específicas en el campo de batalla, desde la protección del Señor o de sus vasallos, hasta luchar contra las unidades más peligrosas del enemigo, por ello están equipados con armas y armaduras muy superiores.

ARMADURAS EN EL EJÉRCITO DE MISHIMA

Armadura del Ejército de Mishima

Armadura del Ejército de Mishima

Las unidades de Mishima usan unas armaduras muy distintivas. Están construidas con cerámicas ultra-ligeras reforzadas con placas de metal y gruesas almohadillas para absorber el impacto. En un principio las armaduras eran reservadas para el uso exclusivo de los Samurai, pero con la llegada de los Ashigaru, puede verse a los Comuneros con ellas en el campo de batalla.

Hay muy diferentes tipos de armaduras disponibles, pero todas ellas están diseñadas para que el usuario pueda utilizar sus poderes Ki al máximo. En la hombrera izquierda suele ir el emblema del Señor, y en la derecha cualquier otra insignia perteneciente al rango o distintivos de honor que pueda tener el guerrero.

Los Ronin pintan sus hombreras para reemplazar el símbolo de su señor por inscripciones en silabario Katakana. En consonancia con su carácter individualista, todos los Samurai personalizar sus armaduras en mayor o menor medida, por lo que como mínimo podremos encontrar muchas pequeñas variaciones en la apariencia entre las distintas armaduras.

Solo los miembros de Mishima usan estas armaduras pero, por lo general, alguien no perteneciente a la corporación puede comprarlas al triple de su precio en el mercado negro.

Ashigaru

Ashigaru del Ejército de Mishima

Ashigaru del Ejército de Mishima

Esta armadura ligera es utilizada exclusivamente por Ashigaru. Nunca se encontrará a un Samurai muerto con una de ellas.

Se compone de unas placas cerámicas ligeras para el pecho, antebrazos y piernas. Los líderes Ashigaru también llevan yelmos, mientras que la mayoría de guerreros simplemente se atan un pañuelo en la cabeza.

Armadura de Combate

Samurai del Ejército de Mishima

Samurai del Ejército de Mishima

Es la armadura básica de un Samurai, muy ligera pero resistente, diseñada para mantener a su portador a salvo de daños. Poco a poco está siendo sustituida por los nuevos diseños más resistente, al menos entre los Samurai más ricos.

Es la armadura más común entre los Samurai de bajo nivel y los Ronin. Consiste en protectores para el pecho, brazos, piernas y hombreras.

Armadura de Combate Kote

Armadura de Combate Kote del Ejército de Mishima

Armadura de Combate Kote del Ejército de Mishima

Es la primera de una nueva generación de armaduras de Mishima. La idea era crear una versión más pequeña de los Meka. Las Kote utilizan originalmente sistemas de control de Cybertronic para supervisar el complejo y fuertemente acorazado exoesqueleto hidráulico.

Estas armaduras aumentan enormemente la fuerza y la movilidad de sus usuarios, además de otorgarles un aspecto temible e intimidante. Un guerrero dentro de una de estas armaduras alcanza más de dos metros de altura y pesa casi una tonelada. Sus poderosos puños metálicos son capaces de triturar una roca.

Todas las armaduras son diseñadas de forma individual para sus usuarios, muchas incorporan terroríficas máscaras, hombreras alargadas y armas personalizadas. Casi todas tienen un estandarte en su espalda para que su usuario pueda proclamar a quien rinde lealtad.

En los diseños originales hubo un fallo que causaba la explosión de la armadura si recibía un impacto en cierto punto en la placa del pecho, donde se aloja el sistema eléctrico, o en el deposito de la parte trasera donde se almacena el fluido hidráulico altamente inflamable, pero ha ido subsanándose en la mayoría de los modelos.

Armadura de Combate Shoa

Armadura de Combate Shoa del Ejército de Mishima

Armadura de Combate Shoa del Ejército de Mishima

Es la última generación de armaduras personalizadas de batalla. En ellas el Keiretsu Shoa utiliza sistemas de monitorización de Cybertronic para controlar los sistemas hidráulicos. Son las preferidas de la más alta nobleza de Mishima.

A simple vista parecen versiones más grandes e impresionantes de las armaduras Kote. Pero donde está la principal diferencia con las Kote es en la velocidad, potencia y protección adicional que proporcionan las Shoa.

Estas nuevas armaduras Shoa son superiores a todas las armaduras de Mishima siendo, indiscutiblemente, el máximo exponente de armadura de combate de Mishima hasta el momento.

Armadura de Cazador de Demonios

Cazador de Demonios del Ejército de Mishima

Cazador de Demonios del Ejército de Mishima

 

En la Isla Prohibida, los artesanos crean armaduras para los fanáticos Cazadores de Demonios.

Son trajes blindados con terroríficas máscaras que asemejan rostros de demonios, con puntiagudas púas en los hombros y guantes. Muchos modelos incorporan cuchillas afiladas que salen de la protección de los antebrazos.

Estas armaduras son bendecidas con rituales especiales y talismanes que se incrustan en diferentas partes de la armadura para proporcionar al guerrero protección contra los efectos de la Simetría Oscura.

Estas armaduras no se pueden comprar, se producen solo en la Isla Prohibida.

 

La Megacorporación Mishima: Introducción al Ejército de Mishima < Anterior — Siguiente > Kamakura y Tokugowa