tierra iconoLa Tierra (Dark Eden)

Diámetro: 12.756 Km.
Distancia media al Sol: 150.000.000 Km.
Duración del día: 24 horas.
Periodo orbital en días terrestres: 365,25 días.

La Tierra fue abandonada hace más de un milenio por las Corporaciones Mercantiles, que habían suplantado a las naciones como los verdaderos poderes de la humanidad. La Tierra ya había sido maltratada por los conflictos entre las Megacorporaciones originales, y su incesante consumo de los escasos recursos que la Tierra tenía, cuando buscaban llevar la vida a los otros mundos del Sistema Solar. Finalmente, las Megacorporaciones abandonaron la Tierra a cambio de sus colonias en los mundos que acababan de hacerse habitables.

Los “mejores y más brillantes” fueron seleccionados para unirse a las corporaciones, mientras el resto de la humanidad fue abandonada en la mugre y la tormenta. La colonia de Luna (en el satélite de la Tierra) buscaba declarar su independencia de la Tierra, y comenzó por la destrucción de las principales ciudades del planeta madre. Las naciones de la Tierra buscaron la venganza por métodos clandestinos, pero esas sutilezas se echaron a perder ante el poder de Luna y su sangre fría para matar brutalmente a miles de millones con el solo objeto de demostrar su superioridad sobre ellos. Luna lanzó aún más armas sobre la Tierra, aniquilando a la mayoría de los centros de población y dejando desolado el medio ambiente.

La Tierra yacía silenciosa, y Luna declaró su victoria. Las Megacorporaciones se pusieron de acuerdo, y se alejaron de cualquier contacto ulterior con la ahora presunta Tierra muerta. La humanidad no fue sólo exterminada en la Tierra, sino también en los deteriorados fragmentos de las viejas naciones que luchaban entre sí por la supervivencia, mientras mucha gente se retiraba a enormes búnkeres subterráneos. Mucha gente vivió bajo tierra durante décadas, generaciones enteras que nunca vieron el cielo o el Sol, mientras otros se vieron obligados a salir de sus búnkeres prematuramente, o nunca tuvieron acceso a ellos.

Algunos (y una gran parte de la vida salvaje) mutaron en respuesta al nuevo medio ambiente tóxico de la Tierra, mientras otros salieron de sus búnkers a un mundo que se había echado a perder, y se vieron obligados a usar máscaras para respirar y otras medidas para protegerse de las rigurosas condiciones ambientales. Algunos se aferraron a los pocos elementos de la antigua tecnología, pero simplemente ya no existía la infraestructura industrial que se requería para hacer uso de la mayoría de esos conocimientos, así como la limitación de materiales y recursos disponibles. Incluso sin ayuda de la Simetría Oscura, los grandes logros de los antiguos se perdieron para los supervivientes de la Tierra, pues se centraron en lo básico y esencial para ganarse una miserable existencia.

En los últimos años, con el enfriamiento de las Segundas Guerras Corporativas, y el regreso de la Legión Oscura, algunos exploradores de las corporaciones han vuelto sus ojos hacia la Tierra (ahora llamada Dark Eden) como una posible fuente de los recursos que necesitan. Contrariamente a lo que se pensaba anteriormente, que estaba muerta y sin valor, los exploradores han detectado la presencia de naciones de gente o “tribus” en el área que una vez fue Europa y Oriente Medio, y podría haber más por otros lugares. Los Hijos de Rasputín, la Triada Luterana, los Templarios de Gaia y los Crescencia están entre las mayores de las tribus de supervivientes que reivindican la Tierra, y las Megacorporaciones han iniciado contactos con algunos de ellos, incluso se han llevado algunos fuera para estudiarlos o como mercenarios, exploradores o trabajadores.

El Dark Eden no está de ningún modo desprovisto de vida a pesar del riguroso medio ambiente, y los forasteros tienen que ser vacunados frente a un gran número de enfermedades. Además, los filtros de aire han de llevarse puestos siempre y se recomienda llevar cualquier equipo protector adicional. Con la excepción de los animales conservados por las tribus, y protegidos de los peligros medioambientales, la mayoría de la vida salvaje ha mutado más allá del punto de poder reconocerlos, a unas colosales y amenazantes proporciones. Además, hay pruebas de que la Legión Oscura ha estado operando en este mundo durante bastante tiempo, sin la presencia de La Hermandad para disuadirla.