La Legión Oscura

Almas perdidas aprisionadas por la tecnología de la Simetría Oscura

Valpurgius el Archimago torturando a Max Steiner

Valpurgius el Archimago torturando a Max Steiner

SOCIEDAD

Es dificil hablar de la Legión Oscura en términos de sociedad, ya que los sicarios del Alma Oscura no conviven, sino que existen juntos formando una horda maligna. Se rumorea que existe una jerarquía que gobierna la interacción de la horda, en cuya cabeza se encuentran los cinco Apóstoles. Se dice que los Nefaritas tienen cortes, en las que residen como Señores. También se dice que las Ciudadelas albergan bibliotecas, viviendas y lugares de estudio en los que se enseña la belleza de la Simetría Oscura. Muchos dan crédito a estos rumores, pero la mayoría, especialmente los que pertenecen a la Hermandad, ven lo que son. Un intento por parte de la gente aterrorizada de imprimir características humanas a una entidad tan extraña cuya propia naturaleza es fuente de terror.

La Legion Oscura, Valpurgius el Archimago y su guardia de Asesinos de Almas Zenicios

La Legion Oscura, Valpurgius el Archimago y su guardia de Asesinos de Almas Zenicios

Sin embargo, tales rumores podrían surgir de una tragedia que se está convirtiendo en algo común. Es la tragedia conocida como Herejía. Los herejes son miembros de la raza humana que por elección, o por no soportar un dolor demasiado terrible, se han entregado a la Oscuridad. Herejes son todos aquellos que realizan cualquier acción que pueda traicionar a la humanidad ante el Alma Oscura. Tales individuos son abrazados por la Oscuridad y corrompidos lentamente hasta que su propia raza pasa a ser la imagen del enemigo, hasta que miran los rostros de los niños con nada más que odio. Y únicamente cuando están completamente perdidos, escuchan al Alma Oscura mofarse de su debilidad.

Como el número de estos individuos crece sin cesar, forman grupos para evitar su descubrimiento. En estos círculos clandestinos se estudia la Simetría Oscura y se potencian las metas del Alma Oscura. Podría discutirse si estos pobres desgraciados forman parte de la sociedad de la Legión Oscura, pero la noción de que estas prácticas humanas persisten más allá de los umbrales de las Ciudadelas Oscuras es claramente absurda.

Sólo tenemos la idea más vaga del mundo que hay más allá de las Ciudadelas, fogonazos terroríficos similares a imágenes de una pesadilla a medio recordar. Contemplamos dolor, dolor y más dolor. Vemos desesperación, eterna y sin limites. Vemos grandes salones de oración y sofocantes salas de tortura. Vemos las cámaras de distorsión, donde se extraen de los hombres los últimos vestigios de bondad y esperanza, la misma esencia de la humanidad, y se vierten en cubos como si fueran asaduras. Y después, sus cascarones vacíos y aullantes son rellenados con asquerosas inmundicias que fluyen a través de sus venas bombeadas a través de su cuerpo por un corazón que quiere morir pero es mantenido vivo y latente por el poder de la Simetría Oscura. Estas son las pesadillas que crean a los Legionarios No-Muertos y a los viles Necromutantes. Estas son las pesadillas que no son mas que una pequeña parte de una terrible verdad.

Esta es la sociedad de la Legión Oscura, una comunidad de agonia, una cultura de desesperación, una fraternidad de odio… ¡Únete a nosotros!

EJÉRCITO

La Legion Oscura, Titán Pretoriano atacando a Escorpiones del Desierto de Capitol

La Legion Oscura, Titán Pretoriano atacando a Escorpiones del Desierto de Capitol

El poderío militar de la Legión Oscura es enorme y temible. Sus ejércitos se enjambran junto a las Ciudadelas Oscuras en cantidades aparentemente inagotables. Las fuerzas humanas de las corporaciones se enfrentan a visiones demoniacas del infierno.

Pero aun peor es enfrentarse con sus propios camaradas caídos bajo la forma de Legionarios No-Muertos, o de los crueles Necromutantes y Centuriones que han sido deformados y convertidos al mal, pero siguen poseyendo algún vestigio de intelecto maligno. Esta es la miserable progenie de las cámaras de distorsión y lo mejor que pueden hacer sus antiguos compañeros humanos es volarles por los aires y convertir sus cuerpos en amasijos sangrientos.

Los legionarios se reúnen por millones bajo las banderas de los Apóstoles. El grueso de la Legión Oscura está compuesto de estas almas condenadas, prisioneros después de muertos, recogidos de los campos de batalla y revividos mediante la Simetría Oscura. Estas hordas de guerreros zombis cargan sin voluntad propia en el campo de batalla, atravesando las defensas de la humanidad.

Entre las fuerzas de la Legión Oscura hay más subdivisiones, creadas según la naturaleza de los Apóstoles Oscuros y de las abominaciones que prefieren que compongan las filas de sus respectivos ejércitos. Seres de otras dimensiones forman la jerarquía inferior a los Apóstoles. Cada Apóstol tiene el eterno servicio de los Nefaritas, corruptos por la naturaleza de sus señores. Los Nefaritas actúan como lugartenientes de las legiones y comandan las hordas en la batalla.

Por debajo de los Nefaritas pueden encontrarse otras criaturas humanoides. Razidas, Ezogules, Sanadores y Profanadores forman parte de los ejércitos de la Oscuridad. Han sido creados por los Apóstoles o reclutados en lejanos mundos para unirse a la cruzada contra la humanidad. Cada apóstol tiene seres únicos siguiéndole.

Ilian

Los Témplanos de Ilian son casi de apariencia humana, pero las apariencias pueden ser engañosas. Estos soldados malignos de fuertes músculos son seres semi-mecánicos, arrancados de su plano de existencia original y enviados contra la humanidad para que pueda saciar su sed de muerte.

Los Nefaritas de Ilian no intentan ocultar su dominio de la Simetría Oscura. Se deleitan invocando poderosas fuerzas elementales y desencadenándolas con potentes venenos sobre las aterrorizadas fuerzas humanas. Rayos y chorros de energía helada quiebran y queman la carne de los que estén a su alcance.

Semai

Los Herejes de Semai tienen las mentes más depravadas que se puedan imaginar. Todo lo que queda en ellos es la necesidad de causar sufrimiento a los humanos. Eso es todo para lo que sirven y es todo lo que merecen; al menos es lo que su señor les ha dicho, y ¿quién puede dejar de creer al Maestro de las Mentiras? La mente insidiosa de Semai es una poderosa fuerza del mal. Acecha los terrores de los débiles de espíritu, alimentando sus mentes con falsas promesas de salvación. Es conocido como el Traidor, y todos aquellos que son victimas de sus poderosas visiones se vuelven contra sus amigos y camaradas, ofreciéndoles a la Legión Oscura mientras las sombras de la traición los reclaman.

Los Nefaritas de Semai siguen los pasos de su señor en cuestión de engaños. A menudo parecen humanos, y usan su semejanza para infiltrarse en las filas humanas y llevar a cabo su misón, volver gente en contra de los suyos y asesinarlos si rechazan sus propuestas.

Algeroth

Por algo llaman a Algeroth el Apóstol de la Guerra. Desencadena el caos y la destrucción sobre cualquier campo de batalla que siente su presencia. En sus filas encontrarás muchas de las apariciones violentas que la Legión Oscura puede ofrecer. Los Razidas de músculos de acero, las filas cerradas de Furias Inmaculadas y los Ezogules alienígenas. Todos ellos entran en combate sin miedo alguno, ya que les posee el ansia de destrucción. Algeroth se deleita tanto en provocar la destrucción que no piensa en las bajas que recibe. Sólo le sirven para alimentar su necesidad, su ardiente necesidad de causar muertes.

Algeroth posee alguno de los Nefaritas más infames que jamás han interferido en la historia humana. El terrible Señor Supremo Nefarita Alakhai que fue la primera criatura de esa clase vista por unos ojos humanos. Y Saladino, que luchó en Marte y marcó el planeta con el símbolo de su señor y las dos lunas con los símbolos de Semai y Muawijhe, para que durante su larga ausencia nadie olvidara el poder de la Legión Oscura. Toda la humanidad sabe que el nombre de Fobos significa miedo, y Deimos significa terror, mientras que el mismo planeta tiene el nombre del Dios de la Guerra. Ahora el Planeta de la Guerra está marcado con el signo del Apostol de la Guerra. Y la guerra continúa.

Muawijhe

Muawijhe es el Señor de la Locura y nadie que se haya enfrentado a sus legiones en el combate duda de la validez de su sobrenombre. Incluso mientras sus sicarios avanzan con sus afiladas garras, su presencia demente intenta enganchar sus garfios de locura en las mentes de la humanidad. Suyo es el dominio de la mente y los Legionarios Aulladores son la prueba de su capacidad de tortura. También están los Asesinos de Almas Zenicios, cuya mera apariencia basta para volver loco a un hombre. Estas gigantescas criaturas diabólicas utilizan la Simetría Oscura mientras hacen uso de sus garras destripadoras.

Los Nefaritas de Muawijhe no se limitan a invocar visiones terroríficas en las mentes de los hombres sino que, manipulando la Simetría Oscura, pueden arrastrar a criaturas de pesadilla a través de las debilitadas membranas que existen entre los diferentes planos de existencia. Tan terribles son las visiones puede revelar Muawijhe que algunos guerreros humanos han huido del campo de batalla arrancándose los ojos, rezando para que las visiones cesaran.

Demnogonis

Para el Principe de la Pestilencia, una entidad que se alimenta de muerte, corrupción y el contagio de enfermedades, las salvajes guerras del sistema solar se están convirtiendo rápidamente en el paraíso.

Demnogonis ve las heridas en la carne humana como un terreno abonado en el que sembrar sus semillas de podredumbre. Entre sus filas encontrarás a los Legionarios Benditos, que son cadáveres pestilentes reanimados medante el poder de la Simetría Oscura. Avanzan tambaleándose mientras su piel ennegrecida se cae a pedazos como la cáscara de una fruta podrida que revela su purulento interior. Las legiones de Demnogonis portan armas que causan enfermedades y los temidos Sanadores vendan las heridas de los heridos con bálsamos parásitos e instrumentos diseñados por la marchita mano de la Necrotecnología.

Los Nefaritas de Demnogonis son los hijos de la enfermedad y corrompen con el contacto, mutando lo que está sano en enfermo más allá de toda cura. En el campo de batalla les precede un hedor asqueroso mientras supura pus de las aberturas que hay en su traslúcida piel amarilla, goteando hasta el suelo como lágrimas de peste.

LOS NEFARITAS

La Legion Oscura, Nefarita

La Legion Oscura, Nefarita

Los Nefaritas sirven a los Apóstoles y son los enemigos eternos de la humanidad. Los Nefaritas son las criaturas más poderosas en las filas de la Legión Oscura y son los oficiales del ejército de la Oscuridad. Los malvados tenientes están organizados bajo una estricta jerarquía, con los Señores Supremos Nefaritas como los jefes supremos. Estos solo responden ante su Apóstol.

Cada Nefarita tiene poderes y habilidades que le hacen único. Su naturaleza varía y son controlados por su Apóstol. Algunos Nefaritas tienen un conocimiento profundo de la Simetría Oscura y utilizan sus poderes en la batalla contra la humanidad.

Los Nefaritas son los guerreros más competitivos de las Legiones Oscuras. Son experimentados, tienen la capacidad de tomar decisiones propias y su lealtad está fuera de toda duda. Ejercen un control total sobre sus subordinados y, los más ligeros errores de éstos, son recompensados con un destino mucho peor que la muerte.

La apariencia física de los Nefaritas varia mucho dependiendo del Apóstol al que siguen. Todos tienen un porte oscuro y poderoso e irradian maldad. Clavos afilados u otras implementaciones metálicas adornan sus cuerpos. Su fuerza se refleja en sus rostros, que son una imitación grotesca de una faz humana. Sus penetrantes ojos no tienen pupilas y los deformes rasgos de sus caras son macabras máscaras de pesadilla.

Los Señores Supremos Nefaritas no se conforman con estos estándares. Mientras acumulan poder se corrompen y deforman cada vez más y frecuentemente renacen con otras formas, más fieles a su naturaleza. Las apariencias de estos Nefaritas varian dependiendo del propio individuo.

HEREJES

La Legión Oscura, Corruptor

La Legión Oscura, Corruptor

El poder de la Simetría Oscura está siempre buscando almas débiles para convertirlas a su gloriosa causa. Proyecta visiones de poder y fuerza sobre millones de personas, esperando sembrar una semilla de duda en sus mentes. De todas estas semillas, unas cuantas encontraran sustento y conducirán a su recipiente hacia la Oscuridad.

 

LOS CORRUPTORES

Los enviados de la Legión Oscura viajan por los mundos controlados por el hombre prestando ayuda a cultos y a Herejes. Estos enviados (llamados Corruptores) buscan continuamente posibles conversos a su causa oscura.

Los Corruptores hacen que sus conversos realicen actos oscuros para reforzar los lazos con las fuerzas del mal. Los Corruptores prometen riqueza, poder y gloria a todo el que se convierta a la Simetría Oscura.

El Corruptor convence al Hereje del enorme poder de la Simetría Oscura y le muestra que la Oscuridad triunfará inevitablemente sobre la humanidad. Al enfrentarse a dicho poder, el Hereje pronto queda convencido que la única manera de sobrevivir es unirse a las filas de la invencible Oscuridad.

Si el alma descarriada intenta rechazar la oferta, los Corruptores le persuadirán sutilmente para que realice acciones relativamente inofensivas para la Simetría Oscura. Antes o después, los Corruptores le reclamaran.

LA INICIACIÓN

Cuando esto suceda, el Hereje sufrirá un rito de iniciación en el que se le abrirá el Pozo de la Simetría Oscura. A través del Pozo, las almas de los Herejes se vinculan al inmenso torbellino caótico que es la Simetría Oscura. A cambio de su devoción hacia la Simetría Oscura, se le otorgarán poderes oscuros que le asistirán en su lucha contra la luz “engañosa” de la Hermandad. Se le dará su primer Don Oscuro, un poder mágico maléfico. Al Hereje se le asignará un tutor que le sirve como apoyo, maestro y supervisor. Este Tutor será su enlace directo con la jerarquía de la Simetría Oscura.

EL DON OSCURO

La Legión Oscura, Iniciado, Sacristán y Acólito

La Legión Oscura, Iniciado, Sacristán y Acólito

En el rito de iniciación, al nuevo Hereje se le dotara con los poderes básicos de la Simetría Oscura, se le dará un Don y el titulo de Acólito, el Primer Rango. Al mismo se le asigna una misión que consiste de una o varias tareas malignas. Cuando hayan sido llevadas a cabo, se le dará su segundo Don (y otra misión), y así irá avanzando por la senda de la Simetría Oscura.

Por cada misión que el hereje lleve a cabo con éxito, subirá un Rango y se le dará más poder y responsabilidad. Pero a medida que asciende por el escalafón de la Simetría Oscura, el peligro sube inevitablemente. Cuanto mas poder e influencia tenga el Hereje, mayor será la probabilidad de ser detectado por la Inquisición y cada vez le será más difícil realizar alguna buena acción.

Un Acolito (Hereje de Rango 1) podría escapar a la vigilancia de su Tutor si se opone a la voluntad de la Simetría Oscura, pero un Novicio (Hereje de Rango 4) será fácilmente descubierto por su Tutor si comete alguna acción beneficiosa para la Luz. La legión Oscura arrancará el alma del cuerpo de cualquier traidor y la arrojará a las Cámaras de la Tortura Eterna.

NivelRango
1Acólito
2Adepto
3Aprendiz
4Novicio
5Postulante
6Simétrico
7Tejedor
8Maestro Hereje
9Señor Hereje
10Corruptor y/o Tutor

LAS PAUTAS OSCURAS

La Legión Oscura esta rodeada por un aura, oscura y poderosa. Este aura se conoce como la Simetría Oscura y es la fuente de poder de la Legión, la puerta al Alma de la Oscuridad. Desde este complejo campo de poder los Apóstoles, los Nefaritas y los Místicos del Alma Oscura canalizan sus poderes maléficos. Los Herejes son iniciados en el uso de la Simetría Oscura por sus superiores y por los adeptos dentro de la jerarquía de las legiones.

Cada Apóstol representa una pauta única en la Simetría Oscura, íntimamente ligada a su misión. Esta pauta proporciona a los discípulos de los Apóstoles diferentes poderes dependiendo de a quien sirvan. Es muy raro pero no imposible que haya discípulos de un Apóstol que obtengan Dones procedentes de la pauta de otro Apóstol. Cuando esto sucede, su Apóstol ha negociado la concesión de este poder. En esos casos, los Apóstoles han aceptado un trato e intercambiado secretos oscuros. Para las Legiones de Algeroth suele ser habitual tener otros Dones, ya que el demonio de la Tecnología Oscura suele ofrecer sus dispositivos y armamento a cambio de poderes.

LAS CIUDADELAS

Ciudadela de Ilian en Marte

Ciudadela de Ilian en Marte

Las Ciudadelas son importantes en la estrategia de la Legión Oscura. Son construidas a imagen de la Ciudadela oscura de Nerón y causan un profundo terror en los corazones de los hombres. Oscuras, deformes y rodeadas por sombras y nubes negras, estas magnificas estructuras sirven para fomentar la causa del mal. Enjambres de Tecrones de Algeroth y sus trabajadores esclavos invaden la tierra recién conquistada y en solo una noche se asientan los cimientos. Tras unos pocos días y noches, las catedrales corruptas son finalizadas y cubiertas con los símbolos secretos y oscuros de la Simetría.

Las Ciudadelas tienen varias funciones. Hacen las veces de puestos avanzados en la frontera del mal, marcando claramente sus dominios. Tamben son una fortificación contra el enemigo y funcionan como bases, campos de entrenamiento, prisiones, cámaras de tortura y templos místicos.

El jefe de la Ciudadela es un Señor Supremo Nefarita. Manda la fuerza militar de la Ciudadela, que está compuesta de guerreros que bien pueden defenderla o emprender acciones ofensivas. Esta cohorte desempeña un importante papel, que es el de traer nuevas victimas a la Ciudadela para engrosar las filas de la Legión. Si el jefe de la Ciudadela domina la Simetría Oscura o tiene la ayuda de la Señora del Vacío, puede abrir puertas para convocar nuevos seres para combatir. Estos portales también son usados para a comunicación entre los generales de los Apóstoles y sus señores. Todas las Ciudadelas se sitúan de acuerdo a una complicada simetría asociada con cada Apóstol. El significado de esta simetría solo la conocen los Apóstoles.

Las Ciudadelas de Ilian

Son enormes monasterios, con arcos e interminables pasillo enlosados. Aquí, los discípulos de Ilian se entrenan en los misterios de la Simetría Oscura. Como monjes encapuchados van de clase en clase, adquiriendo poder y conocimiento. Estas Ciudadelas están erigidas en lugares en los que la Oscuridad tiene una influencia permanente, donde los curiosos ojos de la Hermandad no alcanzan a ver. Nerón y Plutón son sus principales fortalezas, pero su presencia también es notable en Venus.

Las Ciudadelas de Algeroth

Algeroth necesita bases desde las que enviar sus fuerzas y abastecerlas. Por tanto, intenta construir sus Ciudadelas en zonas bien protegidas ocultas a los vigilantes ojos de la Hermandad. Las Ciudadelas también son importantes industrias manufactureras. La necesidad que tiene Algeroth para su Legión Oscura de armas nuevas, más legionarios y criaturas, es infinita. Por tanto, gran parte de las Ciudadelas de Algeroth consisten en plantas mecánicas y biotecnológicas en las que los Tecrones y sus esclavos trabajan en nuevos diseños.

Las ciudadelas de Semai

Son pocas y secretas y están situadas en planetas donde la influencia de la Legión Oscura es fuerte e incontestable. Aquí, los sirvientes del Señor del Odio utilizan los poderes de la Simetría Oscura intentando encontrar a los débiles de espíritu. La mayoría de las Ciudadelas de Semai están construidas dentro de las estructuras de la humanidad, en las junglas de Venus, en las llanuras de Marte y en lo más profundo de las metrópolis. Su diseño varía enormemente pero todas tienen un rasgo común: los espejos a través de los que los Herejes y los Corruptores se comunican con Semai y espían a los débiles de espíritu. Las Ciudadelas más pequeñas sirven como lugares de culto y escondites para los agentes del Embustero. Solo las Ciudadelas más grandes y fuertes están gobernadas por un Nefarita, ya que su presencia seguramente atraería la atención de la Hermandad.

Las ciudadelas de Muawijhe

Muawijhe erige en secreto sus Ciudadelas donde sus discípulos tienen cultos poderosos o donde abunda la locura. El número de Ciudadelas es relativamente corto y, por tanto, el secretismo impera a la hora de establecer una nueva. Con frecuencia sólo se tiene una pista acerca de la presencia del Señor de las Visiones observando el comportamiento de la gente, ya que la locura le sigue allá donde vaya. Las deformes torres de Demnogonis pueden verse en aquellos lugares en los que las batallas han arrasado el terreno y han dejado profundas cicatrices en los alrededores.

Las ciudadelas de Demnogonis

Demnogonis lleva a esas Ciudadelas a victimas capturadas en el campo de batalla, para que sean utilizadas como materia prima para desarrollar nuevas plagas. Salas enormes están dedicadas a la investigación, y el hedor a muerte y podredumbre surge en cada esquina del edificio. En fosas profundas se encierran a aquellos que todavía no han sido corrompidos o a los demasiado enfermos como para servir para algo, incluso para el Gran Mancillador.

 

El Alma de la Oscuridad < Anterior — Siguiente > Ilian, Señora del Vacío