Toda la información que puedes consultar en las siguientes entradas sobre el trasfondo de la Megacorporación Bauhaus, corresponden a lo publicado en la primera (1993) y segunda (1997) edición del juego de rol de Mutant Chronicles, junto con la primera (1995) y segunda (1998) edición de Warzone, juego de miniaturas y el posterior Ultimate Warzone (2004).

Proximamente, iremos publicando contenidos con todo el nuevo trasfondo publicado en la tercera edición del juego de rol de Mutant Chronicles (2014) y Warzone Resurrection (2013) juego de miniaturas.

LA MEGACORPORACIÓN BAUHAUS: LA EXPERIENCIA ES NUESTRA HERENCIA

“Y fue evidente que los cuatro Duques Electores del imperio corporativo Bauhaus deseaban ser algo más que meros espectadores en el nuevo escenario de lucha. Con la determinación y firmeza que sólo generaciones de disciplina militar podían conseguir, la dirección de Bauhaus estableció asentamientos en el planeta de las visiones del Cardenal Toth: Venus, el sagrado planeta.

Lo que en su día habían hecho los Pioneros de Capitol en Marte, lo hicieron los Constructores de Bauhaus en Venus, limpiando las impenetrables junglas. Allí fundaron la fortaleza de Heimburg, como prueba de la ambición de Bauhaus por llevar el título de Megacorporación.

A la luz de su nueva posición, los fabricantes de Bauhaus comenzaron a producir con una calidad no vista en años. Los productos que llevan el símbolo de la rueda de los doce dientes, el símbolo de los Cuatro Duques Electores y sus consejeros, se convirtieron en el símbolo de un nuevo pensamiento y una audaz filosofía.

El sello de calidad de Bauhaus era indiscutible en cualquier lugar donde apareciese y la estrategia de proporcionar las mejores mercancías disponibles a los mundos del hombre se convirtió en su principal directriz.

Pero incluso en la honorable e inmaculada nobleza de Bauhaus consiguió infiltrarse la Oscuridad. El poder de nuestros Inquisidores era cada vez más solicitado, y en las sagradas junglas de Venus nuestras fuerzas conjuntas se enfrentaron violentamente a los oscuros intrusos de Nerón y todavía lo hacen en esta interminable guerra de dolor y sufrimiento”.

– La Octava Crónica, Las Megacorpocaciones y el Cártel / Lucrecio Marceliano.

La Megacorporación Bauhaus: Los Duques Electores

Logo de la megacorporación Bauhaus

Logo de la megacorporación Bauhaus

La jerarquía de la megacorporación Bauhaus se estructura alrededor de las cuatro antiguas familias de Duques Electores, que en tiempos solo eran consejeros de militares de la dirección corporativa y ahora controlan completamente todos los negocios de Bauhaus. Cada uno tiene una responsabilidad total sobre una de las partes de la corporación.

Debido al linaje ininterrumpido de militares dentro de las cuatro familias de los Duques electores, estos siguen conservando una fuerte posición dentro de la corporación, y sólo los oficiales pueden alcanzar los puestos más altos. Sin embargo, un oficial de origen civil puede ascender rápidamente hasta coronel si muestra que es lo suficientemente valioso para la corporación. Por tanto, los uniformes militares con adornos de oro y las espadas ceremoniales son algo común en las salas de reuniones del imperio comercial de Bauhaus.

La Rueda Dentada de Bauhaus

Las Cuatro Familias de Duques Electores mantienen su herencia desde los lejanos tiempos anteriores a la conquista del espacio y ascendieron gradualmente desde los Corredores de Consejeros hasta las Salas de Directores. Ellos y sus “áreas de responsabilidad” son:

Duque Elector Romanov de BauhausRomanov “El Comodoro del Ejercito”

El General Constance Romanov es el comandante supremo de las fuerzas armadas conjuntas de Bauhaus.

 

 

Duque Elector Richthausen de BauhausRichthausen “El Director de la Industria”

La familia Richthausen es las más antigua de las cuatro, y su cabeza visible, el Gran Almirante Stanislaw Richthausen, está encargado de la industria y lo que podría definirse como “economía”.

 

 

Duque Elector Bernheim de BauhausBernheim “El Servidor del Pueblo”

El Mariscal de Campo Enzo Bernheim es el responsable del bienestar de los empleados de Bauhaus y el área de “Servicios Sociales”.

 

 

 Duque Elector Saglielli de BauhausSaglielli “El Guardián de la Fe”

Una obligación dura e importante. El Mariscal Supremo del Aire Vittorio Saglielli está a cargo de la seguridad interna, dirige las medidas anti-legión y la Justicia dentro de Bauhaus.

 

 

Juntos forman los cuatro radios de la rueda dentada de Bauhaus, con sus consejeros a la derecha y sus herederos de la Corona a la izquierda. Y como siempre en la organizada Bauhaus, la Hermandad ostenta la posición central como consejeros y auditores con un Príncipe Inquisidor en el centro de la rueda.

ESTRATEGIA DE NEGOCIO EN LA MEGACORPORACIÓN BAUHAUS

“La calidad lo es todo. El coste no es nada”

La megacorporación Bauhaus siempre ha sido sinónimo de calidad. Se trata de una meditada política con dos propósitos:

  1. Proporcionar a los suyos lo mejor.
  2. Poder competir con los otros independientemente del tipo de producto o mercado.

Como la megacorporación Bauhaus persigue constantemente lo mejor, se exige mucho a diseñadores y empleados y sólo los productos autorizados pueden salir de las fábricas. El resultado es siempre competitivo con lo mejor que las otras corporaciones producen.

Erwin Stahler y Valerie Duval

Erwin Stahler y Valerie Duval

Sin embargo, el inconveniente de esa calidad es el precio; los productos de la megacorporación Bauhaus son considerados lujos inalcanzables. Para proporcionar alternativas razonables, distribuyen a las tiendas productos de bajo coste de otras marcas registradas, distintas de la rueda dentada.

Como en las otras megacorporaciones la estrategia de mercado de Bauhaus se basa en producir de todo, disminuyendo así el riesgo de depender del beneficio de un solo producto. Por ello imperio corporativo comprende prácticamente todo tipo de negocios, desde refinerías de crudo, yacimientos de gas y minas de cobre hasta estudios de diseño de alta costura, hospitales, panificadoras, entidades financieras y cadenas de comida rápida.

Si tuviésemos que destacar alguna rama industrial por encima de las demás, ésta sería la industria mecánica pesada, que fabrica vehículos pesados de carga para la construcción, maquinaria para las minas, vigas de acero para la construcción de rascacielos, etc.

La filosofía de la megacorporación Bauhaus se puede resumir en una sola frase: la búsqueda de la excelencia. Bauhaus persigue producir los mejores productos que el dinero pueda comprar. El costo es lo de menos. La calidad es lo único importante. Los productos que llevan el Sello de Calidad de Bauhaus son conocidos por todo el sistema solar por su fiabilidad, resistencia y diseño superior. Poseer un artículo con la dorada rueda dentada se considera un símbolo de poder (estatus) a lo largo y ancho de los mundos conocidos. La megacorporación Bauhaus trabaja con todo su empeño en que eso siga así.

En prácticamente cada campo, sus productos se comercializan como tecnología punta. Bauhaus posee las marcas comerciales de lujo para casi cada producto, desde armas último modelo a perfumes. La elite millonaria que gobierna la megacorporación Bauhaus, así como el resto de fortunas del sistema Solar, son el destinatario natural de estos productos.

Sin embargo, esto no es suficiente. Los productos de Bauhaus no están al alcance de todo el mundo, y las necesidades de los plebeyos de Bauhaus han de cubrirse. No hace ningún bien a la Corporación que esas necesidades se cubran comprando los productos de Capitol o de Mishima, por lo que, como es habitual, Bauhaus provee.

Para tal fin, la corporación posee de manera discreta, cientos de pequeñas compañías que producen en masa productos con un estándar de calidad más bajo. Aun así, esos productos son de mayor calidad que los de las restantes megacorporaciones, aunque no para llevar el sello oficial. Los encargados de esas compañías buscan constantemente mejorar sus productos, para que un día sean merecedores de llevar el nombre de Bauhaus.

El Sello de Bauhaus

Sello de Bauhaus

Sello de Bauhaus

Solo los mejores son merecedores de ser marcados por la Rueda Dentada de Bauhaus, también conocido por el Gran Sello. Todos los productos que llevan el Sello de Bauhaus, desde una sencilla camiseta al más complejo vehículo, implica que se han elaborado de acuerdo a los más altos niveles de calidad y excelencia. Así, todo producto manufacturado por la megacorporación Bauhaus lleva este símbolo.

Sin embargo, los falsificadores se han aprovechado de esto, suministrando con gran rapidez el mercado negro con copias de productos de Bauhaus que lucen el Gran Sello. Bauhaus mantiene una línea de actuación sencilla con estos piratas industriales: los mata.

Los Competidores

“Estrecha la mano de aquellos en los que confías”

La Megacorporación BauhausLa megacorporación Bauhaus es considerado un socio duro pero justo, siempre fiable cuando un trato ha sido cerrado, aunque difícil para cerrarlos. Por esto, las relaciones financieras y diplomáticas entre Bauhaus y otras corporaciones son buenas. Aun así, Bauhaus se caracteriza por su lentitud para negociar debido a la precisión y a la aguda atención que prestan a todos los detalles. Esta demanda de precisión es a menudo confundida con esnobismo, lo que da una mala reputación a los negociadores de Bauhaus.

El Cártel. “Profesionalismo y Perfección”

Las relaciones de la megacorporación Bauhaus con las otras megacorporaciones no son iguales dentro del Cártel, que según Bauhaus no tiene mucha utilidad. Por ello, envían a sus representantes a la gigantesca organización del Cártel para que observen y aprendan el Arte de la Diplomacia, pero no disponen de autoridad para hacer nada.

Otro problema más tangible es que la lucha invisible entre los Cuatro Duques Electores les limita substancialmente cuando nombran negociadores para el Alto Consejo del Cártel. En vez de recurrir al Cártel, Bauhaus recurre a la Hermandad para resolver conflictos que estarían normalmente en la agenda del Cártel. Y, aunque a veces la megacorporación Bauhaus se ha mostrado reacia a enviar su contingente de tropas para el Cártel, los Doomtroopers siempre se han nutrido de sus mejores hombres.

La Hermandad. “Fuerza en el Espíritu, Salud en la Mente”

La megacorporación BauhausEn efecto, los primeros cuatro Cardenales procedían de las filas de Bauhaus y la corporación y los Duques Electores han sido siempre el mayor apoyo de la Hermandad. Sin embargo, en la actualidad los Duques Electores de Bauhaus se encuentran más próximos a Cybertronic, lo que es incompatible con una fuerte relación con la Hermandad.

A pesar de lo que lucharon para borrar este vínculo entre Bauhaus y la Hermandad, no lo consiguieron hasta mucho después, cuando surgieron los primeros grandes conflictos que desembocaron en la guerra de Venus. Desde entonces, las relaciones son ambivalentes; los seguidores de Romanov y la mayoría del cuerpo de oficiales consideran a la Hermandad como una amenaza potencial, mientras que las otras familias la abrazan sin reservas.

La Hermandad tiene todavía una gran influencia sobre el hombre medio de Bauhaus, así como sobre cualquier cosa que haga la corporación.

La Legión Oscura. “Cuando oscurezca, enciende tu incinerador”

Bauhaus es la corporación que más ha sufrido el violento ataque de la Legión Oscura y es también la corporación que ha empleado más recursos en la lucha armada, simplemente por su propia supervivencia. El planeta Venus es la zona de guerra más grande y evidente de todo el sistema, y miles de jóvenes se han sacrificado en esta lucha.

La Legión Oscura y sus secuaces son atacados ferozmente a todos los niveles, con todos los medios, a cualquier coste. Desde el punto de vista de Bauhaus, en la guerra contra la Legión Oscura se puede sacrificar cualquier cosa excepto el honor o el personal civil.

Las cercanas relaciones de la corporación y la Hermandad han sido de ayuda en las ciudades y entre los plebeyos, pero han ayudado poco en los campos de batalla.

LOS BAUHAUSERS

“Orgullo y Protección”

Los bauhausers

Los bauhausers

En Bauhaus más que en cualquier otra corporación es posible calificar al “tipo medio”, un “Bauhauser”. El nivel educativo, riqueza e influencia es equitativo en todos los niveles de la sociedad, lo que se refleja en una forma de pensar bastante igualitaria.

El empleado medio de Bauhaus trabaja en la industria como ingeniero, operario o mecánico. Disfruta de su trabajo simplemente porque siente que lo que está haciendo es importante para la corporación, y en un sentido más amplio, también para la Hermandad. Además, cobran un salarió bastante bueno, más que suficiente para mantener a su pareja y dos niños en su pequeño apartamento.

Aunque suele pasar unos 8 años escolarizado, no sabe mucho de las demás megacorporaciones o incluso de la suya. El sistema educativo de Bauhaus se centra en proporcionar a los estudiantes conocimientos técnicos. De vez en cuando oye en las noticias que Bauhaus ha obtenido una victoria militar en algún sitio, pero no le interesa. Está satisfecho de su vida en la ciudad mientras no tenga que vérselas con la vida de la calle.

Para el ciudadano medio, Bauhaus significa seguridad y protección contra cualquier cosa que pudiese ocurrir; accidente, enfermedades, invasiones alienígenas. Están orgullosos de formar parte de la mejor de las sociedades.

“Un pequeño diente en la rueda de Bauhaus”

Las Órdenes en Bauhaus

“En el Compañerismo reside el Éxito”

Si quieres ser alguien en la sociedad Bauhaus necesitas dos requisitos: un título militar y ser miembro de una orden. Si careces de ambos te los proporcionarán cuando sea necesario. Muy pocas personas los tienen desde su nacimiento.

General de la Megacorporación Bauhaus

General de la Megacorporación Bauhaus

Hay cientos de órdenes con propositos más o menos bien definicos. Sin embargo, todas ellas sirven al propósito de conservar el espíritu corporativo de Bauhaus de crear una comunidad como “lobbies de negocios”. Están estrictamente jerarquizados y tu conjunto de tarjetas de miembro dice mucho sobre tu posición en la corporación, quizá más que el oro sobre tu cuello.

La Orden más respetada de la sociedad Bauhaus es la Gran Orden del Mérito de los Hospitalarios de Venus, o simplemente la Gran Orden. Los requisitos para ser miembro son tener un rango de general o almirante, unos ingresos mensuales de 250.000 Coronas y ser recomendado al menos por dos miembros del Consejo de la orden.

Otra orden renombrada por sus acciones dignas de mención es la Orden de la Hombrera. Sus miembros llevan una hombrera de acero cromada en el hombro izquierdo. Aunque la mayoría de los miembros son oficiales, también han sido admitidos eminentes científicos y diplomáticos.

La Orden de Oxia Palus es una sociedad secreta de “acciones preventivas” contra la Legión Oscura. Se rumorea que muchos Inquisidores y Místicos son miembros, la orden tiene mala reputación por sus métodos sangrientos.

 

Siguiente > Introducción al Ejército de Bauhaus