Semai, el Señor del Odio

El Mentiroso Eterno, el Gran Pervertidor

“Mientras los gloriosos cruzados levantaban sus armas y marchaban contra la Oscuridad en el campo de batalla, los Inquisidores descubrieron un peligro en el seno de la propia humanidad. Semai, el Señor del Odio, propagaba su veneno por los mundos de los hombres, engañando a aquellos ávidos de poder y de placeres perversos. La Oscuridad creció desde dentro, corrompiendo nuestra sociedad como un tumor canceroso. Los Inquisidores no dejaron ninguna piedra sin remover mientras buscaban el mal y los signos de la corrupción. Pero ni siquiera la luz de mil llamas purificadoras podía acabar con nuestra Oscuridad interior. Los susurros de Semai volvieron a un hermano contra su hermano, a una madre contra su hija. Incluso la Hermandad fue alcanzada por las mentiras podridas del Gran Pervertidor. Los fuegos purificadores de la Inquisición ardían cada vez más altos y brillantes, y mientras las llamas rugían y crecían, la sombra proyectada por la Legión Oscura se hacia cada vez más alargada.

Y así fue como las Megacorporaciones cayeron ante la atracción del Alma Oscura. Los Herejes ocuparían los puestos más importantes y podrían evitar los vigilantes ojos de los sagrados Inquisidores. Semai susurró secretos oscuros nunca revelados en sus oídos, coronándoles como reyes y princesas y prometiéndoles la gloria del pasado. Y tales eran los poderes de esas visiones que muchos las abrazaron ciegamente, para despertar poco después condenados eternamente”.

– La Cuarta Crónica. La llegada de Semai y Muawijhe / Lapidio Asolvos.

Mientras la Oscuridad se propagaba por nuestro sistema solar, los cimientos de la humanidad empezaron a derrumbarse. El tercer apóstol siguió los pasos del Señor de las Visiones, propagó su veneno y tejió su telaraña alrededor de la humanidad. Semai había hecho su aparición.

Simbolo de Semai

Simbolo de Semai

Semai es el Señor del Odio, el Mentiroso Eterno y el Gran Pervertidor. Su misión es atrapar las almas humanas, corrompernos y tentarnos para que nos unamos a la Oscuridad. Las visiones de Semai conducen a la humanidad a su propia destrucción. Sus corruptores se esconden en las sombras, prometiendo gloria y riquezas a los débiles. Los Herejes se infiltran en las más altas jerarquías humanas y los cultos que adoran a los Apóstoles cada vez son más poderosos. Mientras que los demás Apóstoles se enfrentan a nosotros en el campo de batalla, Semai ataca a la humanidad sutilmente desde dentro.

El poder de Semai crece a medida que aumenta el número de seguidores de la Simetría Oscura. Sus ejercitos están compuestos de Legionarios Herejes que han dado su alma a la Oscuridad y a cambio han recibido el sufrimiento definitivo.

Aunque Semai no es uno de los Apóstoles más poderosos, su control sobre los mundos de la humanidad no tiene parangón. Su veneno se ha propagado hasta el mismo corazón de nuestro sistema y muchos han vendido su alma a Semai.

El Señor del Odio mide dos metros de alto y casi lo mismo de ancho. Su piel es grasienta y fláccida y su calva cabeza es una masa informe de mentones y mejillas. Viste una capa azul y un traje de combate pesado. Lleva en sus manos guanteletes pesados de hierro. En una bolsita que cuelga de su cinturón guarda una esfera de cristal con la que puede sondear las mentes de los débiles. Semai también guarda un pergamino en el que están los nombres de todos los que sirven a la Oscuridad.

LAS LEGIONES DE SEMAI

Semai, Señor del Odio

Semai, Señor del Odio

Semai se rodea de criaturas que viven en las sombras. Sus legiones no son tan numerosas como las de su hermana o hermanos, pero causan casi el mismo daño a la humanidad. Se infiltran y corrompen, espían y roban.

Los secretos que guardamos se revelan a Semai. El Señor del Odio explota nuestras debilidades y vuelve a un hermano contra su hermano en su batalla contra la humanidad.

Sus fuerzas están dispersas por todo el sistema solar y lleva a cabo guerra de guerrillas desde bases ocultas.

Luchan en unidades compactas lideradas por un Corruptor o por un Nefarita. Estas unidades están bien entrenadas y son capaces de tomar el mando y llevar la iniciativa por sí mismas cuando no tienen quien les lidere.

En el campo de batalla, sus Nefaritas y Asesinos de Almas comandan a los Legionarios Herejes.

LOS NEFARITAS

Nefarita de Semai

Nefarita de Semai

Los lugartenientes de Semai bordean los límites de la humanidad, ayudando a los cultos que sirven a sus propósitos. Agitan a las masas oscuras para que se levanten contra la Hermandad y el dominio de las Megacorporaciones. Leen las mentes de la gente y controlan a los Corruptores que propagan su veneno en la sociedad humana.

Los Nefaritas de Semai son los que se parecen más a los humanos. Son altos e imponentes pero carecen de los clavos de la cabeza y el cuerpo. En vez de eso, su piel está cubierta de runas ardientes, grabadas en sus cuerpos hace incontables eones. Estas runas representan las primeras mentiras de la creación y tienen un poder considerable.

Los Nefaritas ocultan estas runas vistiéndose con armaduras pesadas y largas capas. Siempre llevan cascos impresionantes y a veces pasan por Inquisidores para engañar a las masas ignorantes.

Los Nefaritas de Semai tienen la capacidad única de dar nueva forma a la mente y a la materia. Agarrando un objeto o a un ser pueden corromper su forma o su alma con su fuerza de voluntad. Modelan a las demás criaturas como si fueran de barro para servir a sus propios propósitos oscuros.

INTRUSOS CALISTONIANOS

Semai utiliza a los Intrusos Calistonianos para sabotear instalaciones importantes o para asesinar a enemigos poderosos. Son una raza de asesinos y cazadores dedicados por completo a mejorar el arte del sigilo y la guerra. Llevan a cabo operaciones mas allá de las líneas enemigas y son las fuerzas de asalto de Semai.

Intruso Calistoniano de Semai

Intruso Calistoniano de Semai

Los Intrusos son humanoides de constitución delgada. A pesar de su escasa masa corporal, estos guerreros tiene una fuerza y una constitución considerable. Su capacidad de curar rápidamente heridas no mortales les otorga una ventaja a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo operaciones secretas.

Su piel negra parece cuero y les ofrece una buena protección natural, además del camuflaje nocturno. Sus ojos brillan tenuemente en la oscuridad y les dan una visión diurna y nocturna perfecta. Para ocultar el brillo de sus ojos, los intrusos a menudo llevan una grotesca máscara semejante a una calavera que les hace prácticamente indetectables en la oscuridad.

Los Intrusos Calistonianos llevan una armadura ligera por todo el cuerpo. La armadura suele estar cubierta de cuchillas y clavos, lo que dificulta su captura.

A menudo van armados y sus armas de necrotecnología favoritas son el Jahkt y el Vassht, además de una ametralladora pesada con silenciador. También es habitual que usen en sus operaciones granadas conmocionadoras y de gas.

LOS LEGIONARIOS HEREJES

Legionario Hereje de Semai

Legionario Hereje de Semai

Los Herejes marchan formando poderosas hordas por todo el sistema solar. Sus filas están compuestas de los corruptos, los perdidos y los engañados. Los Legionarios Herejes componen las legiones de Semai y son la fuerza combatiente del Señor dcl Odio frente a los enemigos de la Oscuridad.

Los Legionarios Herejes fueron humanos una vez. Ahora están pálidos, sus cuencas estan vacías y sus rostros muestran una agonía eterna. Todos han sido atrapados por los Corruptores, que les prometieron la gloria eterna en las filas de este Apóstol. Al final, no tuvieron más remedio que someterse al yugo del Señor del Odio y unirse a su ejercito.

Todos los Herejes han vendido su alma al Apóstol Oscuro por voluntad propia. Esto les ata para siempre a la Oscuridad y ni siquiera la muerte acabará con este vínculo. Los Legionarios Herejes han experimentado la muerte y el dolor miles y miles de veces y ahora no son más que marionetas que bailan si mueven sus cuerdas. Sus mentes ardieron por el fuego del tormento eterno y siguen a los Nefaritas y Asesinos de Almas en la batalla.

Los Legionarios Herejes usan armas que capturan a sus enemigos o que les suministran Herejes de rango superior o Corruptores.

 

Ilian, Señora del Vacío < Anterior — Siguiente > Algeroth, Señor de la Tecnología