LOS VIAJES ESPACIALES EN MUTANT CHRONICLES

Viajar a través del vacío que hay entre los asteroides y los planetas no es todo lo rápido que uno podría esperar, y las duraciones de trayecto no son fáciles de calcular. Las duraciones varían bastante por las posiciones relativas de los planetas (obviamente si Mercurio está al otro lado del sol con respecto a Venus, va a tardarse más en llegar de un planeta a otro que si estuvieran juntos), de la actividad solar y de varias variables menos predecibles.

Los viajes interplanetarios son lentos y caros, y si optas por las opciones baratas probablemente te mueras del aburrimiento. Esto hace que entre los planetas viaje el menor número de gente posible y sólo cuando es necesario. Las megacorporaciones, el Cártel y la Hermandad tienen sus propias naves. La siguiente información es para las líneas regulares de pasajeros.

Viajes en Mutant Chronicles

Viajes en Mutant Chronicles

Los viajes espaciales no son imprescindibles en Mutant Chronicles, y por ello se detallan especialmente porque son bastante similares a los vuelos chárter actuales. Vas a un espaciopuerto, facturas tu equipaje, embarcas en la nave espacial, despegas, y poco después te encontrarás en otro lugar. La duración de los viajes (sin incluir facturación, embarque, etc.) y los costes en coronas son:

Para primera clase triplica el coste. Por ese precio tienes un camarote con pensión completa incluida. Tienes acceso a todas las comodidades que haya a bordo y a barra libre hasta que aterrices. Un viaje en primera dase suelen ser las vacaciones de toda una vida para la mayorfa de ciudadanos corrientes, pero es el único método de viajar razonable para la mayoria de los hombres de negocios.

El coste de la tabla anterior es para la segunda clase. Esto incluye una cama en un camarote doble, con el desayuno incluido (el almuerzo cuesta 50 coronas por día y la cena 100). Tienes acceso a muchas de las comodidades de a bordo, como tiendas, cines, mesas de billar, gimnasios, restaurantes, bibliotecas o cualquier cosa que esté al alcance a cambio de una pequeña tarifa. Por supuesto, todo esto depende de la calidad de la nave. En segunda suelen viajar los empresarios independientes, los soldados de permiso, los periodistas y los tipos como tú. Es la única alternativa barata.

En tercera clase compartes tu camarote. tu baño y tu ducha con otros 1d100 pasajeros. No se induyen las comidas así que será mejor que te lleves la tuya propia, algunos libros y una linterna ya que si las cosas se ponen peor no te dejarán salir de la bahía de carga hasta que llegues a tu destino. Por otro lado, el precio es el 30% del descrito en la tabla.

RUTAS ESPACIALES

Algunas rutas las usan casi exclusivamente los navegantes independientes. Pocas compañías querrían ir directamente a Victoria desde alguno de los tres plane­tas interiores, ni tampoco lo encontrarían económico. Se detendrían en primer lugar en Marte para subir nuevos pa­sajeros, repostar combustible y cargar suministros. Advierte también que los viajes más allá del cinturón de asteroides son raros, y los llevan a cabo casi exclusiva­mente los agentes de las megacorporaciones. Pocos tendrían algún motivo para alejarse de la protección del cinturón de asteroides, y es que más allá la Legión Oscura campa a sus anchas. Haciendo honor a la verdad, varias corporaciones siguen manteniendo extracciones mineras en los planetas exteriores, pero están bien defendidas de las incursiones de los discípulos del Alma Oscura. No ha­cerlo sería suicida.

Sistema Solar en Mutant Chronicles

Sistema Solar en Mutant Chronicles

Los pilotos privados pueden ir donde quieran, mien­tras que informen de sus planes de vuelo a la Adminis­tración de Navegación Espacial del Cártel (ANEC). La ANEC coordina los planes de vuelo de todas las astronaves del sistema, asegurándose de evitar colisiones o, lo que es pe­or, de tropezarse con un transporte de la Legión Oscura.

De vez en cuando hay problemas con piratas que ata­can naves en el vacío, pero pocos son lo suficientemente temerarios como para emprender esa profesión. La pira­tería ya es una labor bastante arriesgada, y esa gente corre con el riesgo constante de tropezar con un transporte de la Legión Oscura que transporte Legionarios a sus ciudadelas en los planetas interiores desde sus bases aleja­das del calor del sol.

La ANEC suele hacer un buen trabajo detectando esos transportes en su radar o recopilando información de avistamientos, pero se siguen viendo de vez en cuando a esas naves cerca de los planetas interiores. Habitualmente, la ANEC envía una señal de aviso a todas las naves de la zona para evitar cualquier sector en el que se sos­peche de la presencia de la Legión Oscura. Después hace una llamada general a cualquier fuerza militar corporativa que haya en la zona para que persiga y derribe a las na­ves. Por desgracia, cuando alguien llega al punto en el que fue detectada la nave de la Legión Oscura, ya se ha marchado.

Las naves de pasajeros que tropiezan con transportes de la Legión Oscura no tienen casi ninguna posibilidad de supervivencia si los Legionarios se dan cuenta y deciden atacar. Aunque esto no siempre sucede. A veces los Legionarios ignoran a la nave de pasajeros, quizá por que no la ven como una amenaza o, lo que es más probable, porque tienen prisa por causar el caos en cualquier otro lugar. Tiene mala fama el trato que los nefaritas dispen­san a sus subordinados que llegan tarde.

Si tienes el dinero y la necesidad suficiente, siempre puedes hacer que alguien te lleve casi a cualquier sitio tan rápidamente como sea posible. Los buenos pilotos con naves rápidas pueden recortar el 25% de la duración del vuelo, pero vale mucho más dinero a sus clientes, y lo saben. Si quieres viajar de esta manera, cuenta con que te vas a gastar hasta el doble de las tarifas expuestas. Los precios pueden subir aun más si es obvio que los pasaje­ros están metidos en algún lío o tienen alguna necesidad urgente, o si quieres que la tripulación asuma algunos riesgos, suponiendo, eso sí, que encuentres a un capitán que quiera llevarte en su nave.

Los mejores pilotos suelen acabar en algún ejército, y muchos pertenecen a la armada de Imperial, la rama de las fuerzas de defensa responsable de transportar tropas donde son necesarias. Es un trabajo peligroso, ya que muchas veces estas naves se convierten en el objetivo de los ataques de las astronaves de la Legión Oscura. Es raro que pase una semana sin que llegue un informe de un transporte militar que se ha perdido en el espacio en cir­cunstancias misteriosas.

En el siguiente enlace a nuestro foro de Mutant Chronicles podréis encontrar más referencias sobre los viajes espaciales en Mutant Chronicles y el Impulsor Harrison